Mueren 49 en riña ‘zeta’ en penal de Topo Chico

Autoridades federales y estatales explicaron que Juan Pedro Zaldívar, ‘El Z-27’, fue enviado al penal en noviembre pasado y desde entonces le disputó el control a Iván Hernández, ‘El Credo’.
Después del enfrentamiento, internos subieron al techo del penal para que los vieran sus familiares.
Después del enfrentamiento, internos subieron al techo del penal para que los vieran sus familiares. (AP)

México

Un enfrentamiento entre grupos antagónicos de Los Zetas encabezados por Iván Hernández Cantú, El Credo, y Juan Pedro Zaldívar, El Z-27, quien pretendía hacerse del control del penal de Topo Chico, fue la causa de la muerte hasta ahora de 49 reos.

Además hubo nueve heridos, cinco de los cuales son reportados graves. De las víctimas mortales, se dio a conocer los nombres de 40.

Zaldívar fue trasladado del Cereso de Matamoros en noviembre de 2015 y buscó hacerse del control que ejercía El Credo de dicho penal. Ambos pertenecen a la estructura criminal de Los Zetas, pero a grupos antagónicos, de acuerdo con la información dada a conocer por el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, así como por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

El gobierno de Nuevo León confirmó anoche que ambos líderes, señalados de iniciar dicho enfrentamiento, se encuentran vivos, aunque no se aclaró si permanecen recluidos en Topo Chico.

Sales informó también que 150 reos han comenzado a ser trasladados a otros centros penitenciarios.

En entrevista con Carlos Zúñiga en MILENIO Televisión, el titular de la CNS, sostuvo que el conflicto inició por el enfrentamiento entre dos grupos antagónicos pertenecientes al grupo criminal de Los Zetas, debido a la intención de El Z-27 de ejercer el control del centro penitenciario, donde ya privaba una situación de “autogobierno”

En Topo Chico, agregó Sales “la situación de hacinamiento  genera corrupción y desorden y más corrupción, generando círculos perversos”.

Informó que ayer fue enviado un grupo de 300 elementos federales especialistas en atención a conflictos en penales. Por la noche se realizó un cateo en Topo Chico, con la participación de 100 integrantes de la fuerza civil, y un número similar de elementos federales.

Antes, en entrevista con Azucena Uresti para MILENIO Televisión, el gobernador Rodríguez Calderón explicó que ambos líderes pertenecen al mismo grupo delictivo.

“El enfrentamiento es la razón de que El Credo tiene el control de una parte del penal; luego trasladan a este reo que le dicen El Z-27, que se llama Juan Pedro. Entonces ambos se disputaban el control de la zona y fue una situación que desencadenó en esta batalla campal”.

Por la mañana, en entrevista con Claudia Ovalle, el mandatario explicó que personal del DIF estatal, de Protección Civil y la Secretaría de Salud brindan apoyo a los familiares de los reos fallecidos y heridos, además de las actas de defunción de aquellos a quienes ya se les ha practicado la autopsia.

DETENIDO EN 2012

Iván Hernández Cantú, El Credo, fue detenido en 2012, acusado de secuestro y venta de droga para Los Zetas en los municipios de Juárez, San Nicolás, Guadalupe y Apodaca.

El 9 de noviembre de ese año, el vocero de Seguridad Pública estatal, Jorge Domene Zambrano, informó que Hernández Cantú fue detenido con otras 23 personas ligadas a una banda involucrada en al menos 48 asesinatos en Nuevo León, desde 2011 hasta el momento de su arresto.

Juan Pedro Zaldívar Farías, El Z-27, fue detenido en octubre de 2013 en el municipio de San Nicolás de los Garza, señalado como presunto jefe regional de Los Zetas en Tamaulipas.

Está implicado en el ataque contra dos agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), en una carretera de San Luis Potosí, en 2011, en el que murió el agente Jaime Zapata.

También se le vincula con la desaparición del ciudadano estadunidense David Michael Hartley, ocurrida el 30 de septiembre de 2010 en la presa Falcón, en Nueva Ciudad Guerrero, Tamaulipas.

Zaldívar Farías es hermano de José Manuel Zaldívar, El Z-31 o El Borrado, quien fue líder regional de Los Zetas en Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, y quien fue detenido en Laredo, Texas, cuando intentaba introducir ilegalmente una tonelada de mariguana a Estados Unidos.

El grupo criminal de Los Zetas comenzó a operar en 1999 como brazo armado del cártel del Golfo, liderado en ese momento por Osiel Cárdenas Guillén, y estaba integrado por 14 ex militares. Después de 10 años, Los Zetas se independizaron.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]