Mueren 7 presuntos delincuentes tras ataques en Tamaulipas

En dos diferentes hechos, elementos de la Sedena y Marina se enfrentaron contra civiles armados; un transeúnte resultó lesionado.

Tamaulipas

Siete presuntos delincuentes muertos y una persona lesionada ajena a los hechos, fue el saldo de dos enfrentamientos que se registraron en Matamoros.

Las autoridades de Tamaulipas señalaron que los tiroteos se originaron mientras elementos de la Sedena y la Marina realizaban labores de patrullaje.

Los hechos sucedieron la noche del martes y la madrugada de este miércoles; en ellos se aseguraron dos camionetas, armas y cartuchos.

El reporte señala que el primer enfrentamiento se registró a las 21:30 horas del martes 8 de octubre en la Avenida Cantinflas y Sierra Tarahumara del Fraccionamiento Praderas, cuando cuatro civiles armados que se desplazaban a bordo de una camioneta pick-up Chevrolet Silverado color negra, de reciente modelo y placas de Tamaulipas, abrieron fuego contra soldados que les marcaron el alto.

De los cuatro agresores, solamente uno fue identificado con el nombre de Josué Ernesto Alí Vázquez Escobedo, de 32 años, y con domicilio en la colonia Roberto F. García de Matamoros.

Añade que en este incidente una persona del sexo masculino ajena a los hechos, resultó herida de un balazo, siendo auxiliado por los elementos del Ejército Mexicano e internado en un hospital, donde se le atendió de inmediato. Se le reportó fuera de peligro.

El segundo enfrentamiento se registró a las 01:30 horas del miércoles 9 de octubre en la Avenida Cantinflas, entre Fidencio Trejo y Colorado, de la Colonia Playa Sol, entre elementos de la Secretaría de Marina y tres civiles armados que se desplazaban a bordo de una camioneta Ford Explorer blanca, con placas del Estado de Texas.

De acuerdo con el relato, los tripulantes de esta última unidad se percataron de la presencia de los marinos y trataron de huir, iniciándose una persecución que terminó cuando el conductor de la Ford Explorer perdió el control y se volcó.

Sin embargo, dos de sus acompañantes salieron de la camioneta y abrieron fuego, mientras el conductor lo hacía desde el interior. Los tres fueron abatidos y ninguno fue identificado.

Tras los hechos el Ministerio Público Federal aseguró dos camionetas, siete armas largas, chalecos antibalas, fornituras y numerosos cartuchos de diversos calibres.