Muere militar en accidente en volcadura

Además, dos elementos resultaron con lesiones de gravedad, en el accidente ocurrido en el municipio de Cadereyta.
La unidad del Ejército Mexicano circulaba con dirección hacia Allende.
La unidad del Ejército Mexicano circulaba con dirección hacia Allende. (Yadith Valdez)

Monterrey

Un elemento del Ejército Mexicano falleció y dos más resultaron heridos en una aparatosa volcadura de una unidad de la Sedena, ocurrida en el municipio de Cadereyta Jiménez.

El mortal accidente ocurrió sobre el kilómetro 7 más 200 de la carretera Cadereyta-Allende, poco después de las 05:00, en el tramo conocido como El Castillo.

Al ver la magnitud de los hechos, el soldado responsable que tripulaba la unidad se dio a la fuga, dejando abandonado a su compañero fallecido y a los militares heridos; hasta el momento no ha sido ubicado por las autoridades.

El cuerpo del occiso, identificado como Salino Flores Martínez, salió proyectado de la unidad, cuando viajaba sentado en la caja de la camioneta con el número 0822350.

En tanto, los lesionados fueron identificados como Isaí Ramos López y Agustín Coello Mil, quienes fueron llevados de emergencia hacia un hospital de esa misma localidad, donde fueron reportados en peligro de muerte.

Tras perder el control, el vehículo oficial de la Sedena derribó más de cinco metros de un barandal metálico y tumbó dos postes para quedar en su posición original, al exterior de un domicilio ubicado en la citada zona.

Aparentemente, el exceso de velocidad, aunado a una presunta dormitada, habría provocado el fatal accidente, de acuerdo a los reportes preliminares.

Peritos de la Procuraduría de Justicia acudieron hasta la zona del fatal choque, donde aseguraron diversas armas largas, así como equipo táctico que salió proyectado de la unidad tras el fuerte impacto.

Una de las puertas de la unidad de la milicia salió proyectada y cayó en los carriles de circulación contrarios, evidenciando la magnitud del aparatoso choque.

Asimismo, una gran cantidad de balas quedaron esparcidas en el pavimento, por lo que la zona fue sitiada por más de dos horas.

Agentes federales resguardaron la vialidad hasta que finalmente el cuerpo del soldado caído en cumplimiento de su deber, perteneciente al Batallón 22, fue retirado del sitio.