Muere joven intoxicado en vehículo

Joven de 23 años murió intoxicado por el humo de carbón que metió en una cubeta que habilitó como anafre.

Ciudad Valles

Un joven de apenas 23 años de edad no quiso pasar otra noche fría al dormir, por lo que se le ocurrió habilitar una cubeta de aluminio como anafre, sin pensar que esto lo llevaría a la muerte.

Ulises fue encontrado sin signos vitales en su vivienda en el ejido Los Moreno del municipio de San Nicolás Tolentino. Su cuerpo estaba recostado sobre la cama, en posición decúbito dorsal.

"Llegó en la noche después de haber cenado en la calle y nos dijo que tenía mucho frío, que se iría a su recámara a dormir, pero se llevó una cubeta de aluminio con algunos carbones prendidos para calentarse. No salió en toda la mañana pero pensamos que como estaba muy cansado no quería pararse, hasta en la tarde que entramos y lo vimos así, le hablamos y lo movimos pero ya estaba duro", expresó en llanto la señora Gloria, de 54 años de edad, tía de Ulises.

De inmediato hablaron a las autoridades de la comunidad y estos a su vez reportaron al sistema de emergencias, llegando al lugar elementos de la Policía Municipal, de la Ministerial, un agente del Ministerio Público y peritos.

La familia estaba consternada pues desconocían cómo había muerto, por lo que los peritos y el representante social revisaron la recámara, movieron todo y buscaron indicios de algún objeto que pudiera constituir alguna prueba, sin embargo cuando revisaron el cuerpo, se dieron cuenta que no tenía ninguna huella o signo de violencia, por lo que la causa más probable la tuvieron a la vista, cuando se dieron cuenta de la cubeta.

Llevaron el cuerpo al servicio médico legal y la necropsia arrojó que murió por inhalación prolongada de monóxido de carbono, es decir que respiró el tóxico durante toda la noche y el cuarto no tenía ninguna ventana abierta u otro orificio donde pudiera entrar el oxígeno.