Aprehenden a papás que mataron a su bebé

Un juez giró orden de aprehensión en contra de Jorge Rafael Jaramillo Sánchez y Tania Alejandra Palomares Hernández, quienes fueron acusados de la muerte de Nicole Abigail, de 10 meses de edad.
En el primer mes del año, Torreón presentó 24 asesinatos dolosos, informó la PGJE.
PGJE (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Se cumplimentó la orden de aprehensión en contra de Jorge Rafael Jaramillo Sánchez, de 24 años de edad y Tania Alejandra Palomares Hernández, de 18 años, quienes fueron acusados de la muerte de su hija de 10 meses de edad.

Se informó que Jorge Rafael Jaramillo fue señalado por el delito de homicidio calificado con circunstancias calificativas de crueldad y ventaja en perjuicio de la bebé Nicole Abigail Ramírez Palomares, mientras que Tania Alejandra, madre la pequeña, fue acusada por el mismo delito agraviado por la complicidad por auxilio previo y simultáneo al ser omisa y no realizar ninguna conducta para evitar la comisión de este ilícito.

El agente del Ministerio Público de la Mesa de Homicidios, quien con base a las investigaciones solicitó la orden de aprehensión, ya que hubo elementos suficientes para encontrarlos como responsables de la muerte de la pequeña.

Los hechos ocurrieron dentro de una vivienda ubicada sobre el periférico Raúl López Sánchez, en la colonia Valle Verde en Torreón.

Dentro de las averiguaciones, se estableció que el pasado sábado Tania Alejandra trabajaba en una tienda de conveniencia, mientras que Jorge Rafael cuidaba a la bebé, quien lloraba incansablemente y llegó un momento en el que no aguantó más los llantos.

La tomó de la cintura y la sacudió en varias ocasiones, para luego aventarla a la cama y golpearla con el puño cerrado en el abdomen.

Una vez que la aventó, la puso en la orilla de la cama y le dio una patada, posteriormente la menor golpeó su cabeza en la base de la cama, lo que le ocasionó un traumatismo severo. El dictamen legista indicó que presentaba contusiones severas en la cabeza y abdomen con hematomas.

Los implicados fueron internados en el área de indiciados del Centro de Reinserción Social de Torreón, en donde enfrentarán un proceso penal por el delito que se les imputa.