Muere bebé ahogado dentro de tina en Guadalupe

La madre del menor, de 16 años de edad, declaró que fue al baño y, al regresar a buscarlo, lo encontró sumergido e inconsciente.
El pequeño Santiago Alexander fue hallado con la parte superior de su cuerpo sumergida en un bote de plástico de 20 litros, el cual estaba lleno de agua.
El pequeño Santiago Alexander fue hallado con la parte superior de su cuerpo sumergida en un bote de plástico de 20 litros, el cual estaba lleno de agua. (Agustín Martínez )

Guadalupe

Un bebé de apenas un año y un mes de nacido murió al caer a una cubeta llena de agua que se encontraba en el porche de su casa, en el municipio de Guadalupe.

La madre del menor, una adolescente de 16 años, declaró que fue al baño durante unos minutos y, al regresar a buscarlo, lo encontró sumergido e inconsciente.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 15:00 del lunes en el domicilio marcado con el número 304 de la calle Santa Ana, en la colonia Evolución.

El bebé fue identificado como Santiago Alexander Coronado Caballero, quien fue trasladado por sus familiares al puesto de auxilio de la Cruz Verde Santa Cruz, en un afán por salvarle la vida.

Sin embargo, a su arribo al centro médico, el bebé ya no presentaba signos vitales, por lo que el personal de la Cruz Verde procedió a darles conocimiento a las autoridades investigadoras.

Momentos después, agentes ministeriales entrevistaron a la mamá del niño, de nombre Debany Iraben Caballero Robles, de 16 años de edad.

Ella relató ante los representantes de la Procuraduría que se hallaba con su hijo en el porche de la casa, cuando fue a satisfacer una necesidad fisiológica.

Aseguró que demoró tan sólo unos instantes, y al regresar encontró a Santiago Alexander con la parte superior de su cuerpo sumergida en un bote de plástico de 20 litros, el cual estaba lleno de agua.

Asustada lo retiró de inmediato, y al ver que el pequeño no reaccionaba, ella comenzó a gritar pidiendo auxilio.

Con la premura del caso y en un vehículo particular, la adolescente y otros familiares se dirigieron con el niño a la Cruz Verde de la colonia Santa Cruz, ubicada a dos kilómetros.

Desafortunadamente ya nada se pudo hacer por el pequeño, quien llegó sin signos de vida al puesto de socorro, ante la desesperación e impotencia de sus seres queridos.

Otros familiares llegaron a esas instalaciones después de enterarse de lo acontecido. Ninguno de ellos daba crédito a la situación que estaban viviendo.

En los alrededores de la vivienda de la familia afectada, por la calle Santa Ana, en la colonia Evolución, los vecinos lamentaron la sorpresiva tragedia.

Los restos del fallecido fueron trasladados al Servicio Médico Forense del hospital Universitario, donde le realizarían los estudios legales correspondientes.

Del mismo modo, elementos de Servicios Periciales llevaron a cabo una inspección en el lugar donde se ahogó el bebé, con el propósito de corroborar lo dicho por la mamá.