Muere otro niño tras incendio

El pequeño Joseph Dominic Cárdenas falleció intoxicado por el humo del siniestro que también le costó la vida a sus hermanitos, quienes perdieron la vida el viernes pasado.
Según un bombero, los menores no estaban en la habitación incendiada, sino en una contigua.
Según un bombero, los menores no estaban en la habitación incendiada, sino en una contigua. (Henry Saldaña)

Guadalajara

La intoxicación por monóxido de carbono que sufrió Joseph Dominic Cárdenas Martínez, de 4 años de edad, fue lo que le provocó la muerte, al igual que a sus dos hermanos, quienes quedaron atrapados en un incendio que se registró en su casa, en la colonia Agustín Yáñez, el pasado jueves.

El menor falleció en el Hospital Civil Nuevo en donde recibía atención desde el 17 de abril, cuando su casa, ubicada en la avenida Javier Mina al cruce con Arquímedes, en la citada colonia, se incendió por una falla eléctrica.

El niño estaba en compañía de sus hermanos Sheccid Tally, de 7, y Bruno Milán, de 9, quienes también murieron por la misma causa. Los cuerpos fueron reclamados por el padre de los menores, según corroboró el agente del Ministerio Público adscrito al Servicio Médico Forense.

En la declaración ministerial del progenitor consta que se enteró del percance a través de una llamada telefónica que le hizo su cuñada en la que le decía que los niños habían sufrido un accidente y se encontraban graves en el hospital.

Sobre la supuesta negligencia de parte de los bomberos, según el señalamiento de los vecinos, Gabriel Mateos, segundo oficial de la corporación, negó que hubiera demora en la reacción de los rescatistas, así como que no contaran con los implementos necesarios.

El bombero aseguró que “los niños no estaban en la habitación incendiada, los niños estaban en una habitación aledaña, al parecer por el lugar donde se encontraron fue debajo de la cama, suelen esconderse por el temor al regaño de los papás”.

Claves

El caso

- El incendio fue provocado presuntamente por una supuesta falla eléctrica

- Tres menores de edad perdieron la vida en el siniestro

- Los vecinos aseguraron que los rescatistas tardaron quince minutos en llegar, pese a que la base de bomberos se localiza a siete cuadras

- Los niños fueron trasladados al puesto de socorros por los bomberos y los policías, pues la ambulancia demoró mucho en llegar