Muere un niño por derrumbe en obra

El terreno tenía sellos de clausura desde julio pasado, informan autoridades delegaciones.
En el fondo del terreno, ubicado en la colonia San Clemente, delegación Álvaro Obregón, quedó la unidad de volteo.
En el fondo del terreno, ubicado en la colonia San Clemente, delegación Álvaro Obregón, quedó la unidad de volteo. (Daniel Cruz)

México

Un niño de 6 años murió ayer, cuando el camión de materiales en el que viajaba acompañando a su padre cayó 25 metros en una obra, debido al reblandecimiento de la tierra.

El pequeño se encontraba en la cabina del camión que transportaba materiales de construcción para la obra irregular de la calle Pino 46, colonia San Clemente, delegación Álvaro Obregón.

En solo cinco segundos se esfumó la alegría del menor.  Cerca de las 11 de la mañana el camión de volteo hacía maniobras, pero un reblandecimiento de la tierra provocó que el soporte de madera que mantenía a la unidad de carga colapsara y con ello el menor murió y otras ocho personas resultaron lesionadas, tres de gravedad, que fueron trasladados en ambulancia a los hospitales de la Cruz Roja y al General Enrique Cabrera.

Otro grupo fue detenido y llevado al Ministerio Público de la fiscalía de Álvaro Obregón para rendir su testimonio.

En el lugar donde se construían los cimientos de una unidad de departamentos se encontraba el camión de volteo con el menor y su padre, quien accedió a que su hijo lo acompañara al trabajo.

Las imágenes del camión eran más que evidentes; en el fondo de la obra solo se veían la suspensión y el eje que une las 10 llantas de un camión de color blanco.

La cabina quedó destrozada, pues al caer se estrelló contra decenas de grandes piedras que hay en el fondo del terreno y que de un momento a otro serían pulverizadas y trasladadas en ese mismo camión.

Ramas, piedras y una escalera rota atravesaban la cabina del conductor, los bomberos y paramédicos cortaron los fierros retorcidos para sacar el cuerpo del niño.

Otros 10 trabajadores que se encontraban en la fosa de los cimientos lograron salir. Al lugar del percance acudieron paramédicos de la Cruz Roja, del ERUM y de Protección Civil de  Álvaro Obregón para rescatar a las víctimas.

Debido al accidente, las autoridades se enteraron que la obra había sido suspendida por personal de la delegación y del Instituto de Verificación Administrativa desde el pasado 3 de julio por incumplir las medidas de Protección Civil y provocar daños a una vivienda contigua.

Por los hechos se inició una averiguación previa ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, debido al quebrantamiento de sellos contra la empresa MDLSA y quien resulte responsable, por daños a la vía pública.

Además, se inició una denuncia por el fallecimiento del menor y los tres lesionados graves.

El jefe delegacional Leonel Luna señaló que ya habían sido colocados con anterioridad los sellos de clausura para esa obra irregular, donde se pretendía construir un edificio de departamentos.

“La propietaria del inmueble es Laura Sánchez y era una obra irregular que estaba suspendida por un procedimiento administrativo que se ejecutó el pasado 3 de julio, por fallas en el proceso constructivo y por la falta de medidas de seguridad; la obra fue suspendida por la delegación, por Protección Civil y el Instituto de Verificación Administrativa”, indicó el titular de la demarcación.

 “Hubo un delito, se violaron los sellos por parte de la propia empresa constructora y los propietarios, porque siguieron trabajando y lamentablemente el camión de volteo se vino abajo, provocando la muerte del menor que era hijo del chofer y también alrededor de ocho lesionados que fueron trasladados a la Cruz Roja”.

Como parte de las indagatorias, fue remitido al Ministerio Público el director responsable de la obra, Jorge Isaac Lara Cortés, por el quebrantamiento de los sellos; corresponderá a la procuraduría capitalina continuar con las investigaciones.

Mientras, el área del percance fue delimitada por Protección Civil, en tanto se realizan las obras de mitigación de riesgo sobre la vialidad.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal resguarda el predio, debido al fallecimiento del menor y las personas que resultaron heridas.