Muere hombre envenenado en Tepatitlán

Hospitales del municipio no cuentan con área especial para envenenados; la víctima fue recibido media hora después en el nosocomio regional, donde finalmente perdió la vida.

Guadalajara

Luego de que un hombre ingiriera plaguicida y el personal del Hospital Regional de Tepatitlán tardara casi media hora en recibirlo en sus instalaciones, con el argumento de no tener un área especializada para este tipo de pacientes, Protección Civil señaló la necesidad de que el municipio cuente con unas instalaciones aptas para tratar este tipo de casos médicos.

La noche del lunes, un hombre de 23 años, vecino de la delegación de Mezcala de los Romero, tomó varias pastillas de herbicida, con el presunto fin de quitarse la vida, por lo que fue llevado en primera instancia a un centro de salud en aquella población, donde el personal médico, al no estar preparado para este tipo se situaciones, mantuvo al sujeto aislado en un cuarto de baño, en lo que se daba aviso al 066 para reportar la emergencia.
La esposa del hombre y un menor de apenas unos meses de edad resultaron intoxicados con los vapores venenosos que exhaló el hombre, ya que la sustancia que ingirió, fosfuro de aluminio, había hecho reacción con los jugos gástricos de su estómago, exhalando gases al exterior.
Luego se dio a conocer que tanto la mujer como el niño están fuera de peligro, pese a haberse expuesto al peligroso químico.
Paramédicos de Protección Civil del municipio llegaron hasta Mezcala y trasladaron al hombre al Hospital Regional de Tepatitlán, donde la doctora en turno se negó a recibir al hombre, argumentando que no contaba con un área sellada para este tipo de intoxicaciones y que el personal médico y el resto de los pacientes correría peligro de intoxicarse también.
Luego de una media hora de esperar en la ambulancia y tras haber presuntamente enterar del asunto al director del Hospital Regional, el joven sujeto fue admitido, aunque entró en paro cardiorrespiratorio y murió, siendo su cuerpo trasladado a las instalaciones del Semefo de Tepatitlán, que se encuentran a espaldas del nosocomio.
Por su parte, elementos de Protección Civil señalaron la necesidad de que la localidad cuente al menos con un área especial para tratar personas que han ingerido plaguicidas o herbicidas, pues en la zona hay mucha gente dedicada a las labores del campo y es común este tipo de intoxicaciones.
Los trabajadores refirieron que no es la primera vez en que un hospital del municipio se niegue a tratar este tipo de casos, con el argumento de que no tienen un área aislada para internarlos y que en Tepatitlán hay un nosocomio del IMSS, otro del ISSSTE, un hospital regional, Cruz Roja y varios hospitales privados y de ellos ninguno cuenta con instalaciones especiales para casos de intoxicación con sustancias venenosas y de riesgo para la gente que rodea al paciente.