Árbitro de futbol muere al caer de quinto piso

Un árbitro de futbol llegó ebrio a su departamento y al no poder entrar, se cayó desde el quinto piso. Vecinos reportaron el hecho al escuchar el fuerte golpe.

León, Gto.

Un hombre de 37 años de edad murió al caerse desde un quinto piso de un edificio de departamentos de la colonia Vibar, autoridades luego de investigar definieron que la víctima estaba alcoholizada y se cayó de manera accidental.

Gabriel Ángel Palacios Bustos de 37 años de edad tuvo domicilio en el mismo edificio en donde ocurrió el accidente, era árbitro de partidos de futbol.

La esposa de Gabriel declaró que ella estaba dentro de su casa y al darse cuenta que su esposo llegó ebrio, se molestaron y no lo dejó entrar, pero luego de varios minutos le dejó emparejada la puerta pero Gabriel ya se había caído.

La tragedia fue reportada por vecinos del mismo edificio y por la esposa de Gabriel, a las 00:40 de la madrugada de este lunes luego de escuchar el fuerte golpe.

La mujer les comentó a las autoridades que ella se molestaba con él porque cada domingo después de terminar su trabajo como árbitro, se embriagaba bastante.

Paramédicos fueron requeridos por vecinos de la zona pero ya fue inútil, el golpe había sido durísimo y Gabriel estaba ya sin vida.

Los edificios en donde se suscitó el hecho están ubicado sobre le bulevar Juan Alonso de Torres entre las calles Andalucía y Nueva Galicia, muy cerca de la estación de Bomberos.

Autoridades no han revelado detalles para saber exactamente desde que lugar se cayó el hombre, si fue desde el interior de su departamento o desde el pasillo de escaleras del edificio.

Policías preventivos luego de que paramédicos determinaron que Gabriel había muerto policías preventivos acordonaron el lugar para esperar a que elementos de la Procuraduría General de Justicia acudieran a dar fe de lo ocurrido.

Gabriel tuvo su hogar precisamente en el edificio 404 interior 502, los vecinos del mismo edificio de inmediato también le dieron aviso a los familiares del hombre y no tardaron el acudir. Policías preventivos ya no les permitieron el paso a los familiares para evitar que se borrara alguna pista de la investigación pues aun no sabían si habría algún delito que perseguir.

Personal del Servicio Médico Forense (SEMEFO) tardó cerca de dos horas en el peritaje y luego llevaron el cuerpo a necropsia de ley.