Movilizan a fuerzas federales por restos... de un perro

Elementos militares y personal de la PGJ acudieron a un lugar donde encontraron una cubeta con presuntos restos humanos, pero finalmente descubrieron que eran de un animal.
Elementos militares acudieron al sitio del hallazgo.
Elementos militares acudieron al sitio del hallazgo. (Noel Vergara)

Altamira

Gran movilización de elementos militares y estatales además de la Procuraduría General de Justicia originó el hallazgo de supuestos restos humanos que se encontraban en una cubeta, cuando el fiscal daba fe de los hechos, se descubrió que se trataba de un perro.

Lo anterior ocurrió alrededor de las 18:30 horas cuando vecinos de la privada Laguna, entre Francisco Villa y Flores Magón de la Colonia Nuevo Lomas del Real de Altamira encontraron una cubeta con tierra colocada de manera sospechosa en medio de la calle.

A decir de los testigos de los hechos, se trataba de restos humanos por lo que dieron el reporte a la Central de Emergencias C-4.

Enseguida elementos de la Policía Militar y Estatal se trasladaron al sitio encontrando los supuestos restos de una persona descuartizada.

Al paso de los minutos, arribó personal de la unidad de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público Investigador de la Procuraduría General de Justicia.

El lugar fue acordonado para llevar a cabo las debidas pruebas de campo por los periciales, las personas curiosas fueron alejadas.

Pero cuando examinaban las partes, fue justo en ese momento que se dieron cuenta que se trataba de los restos de un perro.

Vaya sorpresa la que se llevaron todos los elementos de seguridad pues cayeron en la idea de que se trataba de una persona, resultando que era un animal.