Piden informe sobre medidas tomadas por salud de Mireles

El Juzgado Quinto de Distrito de Michoacán solicitó al Cefereso 11, en Sonora, indicar cuál es el estado de salud del ex líder de las autodefensas y el trato que ha recibido.
José Manuel Mireles apareció en la videoconferencia rapado, sin barba y bigote.
José Manuel Mireles apareció en la videoconferencia rapado, sin barba y bigote. (Quadratín)

Ciudad de México

El Juzgado Quinto de Distrito en Michoacán solicitó al Cefereso 11, en Hermosillo, Sonora, informar sobre las medidas de salud adoptadas para atender a José Manuel Mireles, ex líder de las autodefensas.

Las autoridades del penal además deberán indicar cuál es el estado de salud de Mireles, "subrayando que de requerir atención médica de inmediato adopten las medidas legales y administrativas, a efecto de proporcionar y evitar el deterioro de su salud", señaló el Consejo de la Judicatura en un comunicado.

También deberán de señalar cuál es el trato que ha recibido el ex líder de las autodefensas desde su llegada a dicho penal y se le deberá proporcional el agua y alimento que requiera el inculpado.

En la diligencia realizada la noche del lunes, Mireles se reservó su derecho a declarar, pero afirmó que no es un criminal sino un luchador social.

También señaló al juez que no ha recibido sus medicamentos, alimentos y bebidas, además de que ha sido lastimado del cuello y de los pies al momento de que le colocan unos grilletes para caminar y ser trasladado de un lugar a otro dentro del penal de alta seguridad.

El ex líder de las autodefensas solicitó la duplicidad del término constitucional para aportar pruebas a su favor, por lo que el Juzgado Quinto de Distrito en Michoacán tiene hasta las 23:40 horas del sábado 5 de julio para definir su situación jurídica.

Los escoltas de Mireles, con los que fue detenido el 27 de junio en La Mira, en Lázaro Cárdenas, también se reservaron su derecho a declarar y solicitaron la duplicidad del plazo para presentar pruebas a su favor.

José Manuel Mireles y tres de sus escoltas están acusados de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, así como de posesión simple de sustancias.