Miranda de Wallace: fue justa la negativa de indemnizar a Cassez

La presidenta de la Asociación Alto al Secuestro dijo que un fallo en sentido contrario hubiera sido una burla, ya que pese a haber sido liberada, la francesa nunca fue declarada inocente.
Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la asociación Alto al Secuestro.
Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la Asociación Alto al Secuestro. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la Asociación Alto al Secuestro, dijo que fue un acto de justicia la negativa de un magistrado federal a abrir la posibilidad legal para que Florence Cassez cobrara una indemnización de 36 millones de dólares por concepto de “daño moral”.

Dijo que un fallo en sentido contrario “hubiera sido una burla” para la justicia mexicana y recordó que a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó la libertad de la francesa tras permanecer siete años presa por secuestro, ella nunca fue declarada inocente.

La activista contra el secuestro en México recordó que Cassez fue excarcelada por fallas procesales y no por falta de pruebas en su contra, luego de haber sido acusada de pertenecer a la banda Los Zodiaco.

“Desde un principio dije que esta demanda (interpuesta por abogados de la francesa) no iba a prosperar (…) hubiera sido una burla para el país”, comentó.

“Todos (en este caso) actuaron con mandato adecuado, es decir, había una acusación y demás, y que el criterio de la Suprema Corte haya sido otro no invalida las actuaciones que apegadas a derecho hicieron los jueces y los ministerios públicos y por ende el Presidente (Felipe Calderón), porque él ni siquiera era ejecutor”, agregó.

Reiteró que el fallo de la Corte fue muy claro al señalar que se ordenaba su libertad. "El propio ministro dijo que no estaban declarando que ella fuera inocente, sólo que hubo fallas graves en al debido proceso, nunca la declararon inocente”.

El jueves, el Decimoquinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito desechó la apelación para impugnar el fallo de un Juez de Distrito que se negó a dar trámite a la denuncia que interpuso Cassez, debido a que la mujer nunca vino a México a ratificarla la querella ni aportó las pruebas para justificar su ausencia.

Cassez pretendía obtener una “reparación de daño” por 36 millones de dólares con base en la denuncia que presentó contra el ex presidente Felipe Calderón  y ex funcionarios, principalmente de la desaparecida Secretaría de Seguridad Pública federal.