Dilación en averiguaciones es culpa de las leyes: Ontiveros

El Subprocurador Ministerial en el Estado no considera que aumenten las quejas contra los agentes del Ministerio Público, ya que algunas de éstas son por demoras que no siempre dependen de ellos.
Las agencias del Ministerio Público no están listas para el nuevo sistema de justicia penal.
"Pero insisto, las averiguaciones previas penales no establecen legalmente un término para la conclusión de la misma" (Yazmín Sánchez)
Norberto Ontiveros, Subprocurador Ministerial en Coahuila (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

Ante las constantes quejas de comerciantes, líderes de cámaras empresariales e incluso del propio alcalde de Saltillo, Isidro López Villarreal, en torno al retraso que caracteriza a los Ministerios Públicos al no darle agilidad a las denuncias, al respecto, Norberto Ontiveros Leza, Subprocurador Ministerial en el Estado, defendió a estos agentes.

El funcionario señaló que las quejas que han sido de su conocimiento ya se expusieron en la Comisión de Derechos Humanos por temas como la mala integración en los expedientes y la lentitud con la que trabajan.

Aún así, aseguró que los ministerios públicos no son los tardados, sino las leyes que no establecen tiempos exactos para resolver una averiguación en curso.

En el 2014 fueron suspendidos 18 agentes del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia de Coahuila, la mayoría de ellos en la Delegación Laguna.

"Yo no considero que se haya incrementado el número de quejas, es necesario precisar que tenemos algunas quejas por dilación de la justicia, no es la queja propiamente por mala integración de la averiguación, sino por dilación".

"Pero insisto, las averiguaciones previas penales no establecen legalmente un término para la conclusión de la misma, depende de las circunstancias del delito y eso es lo que lo vuelve más complejo y por consecuencia requiere de mayor tiempo", declaró.

Afirmó que la Procuraduría General de Justicia trabaja de manera intensa en cursos de profesionalización y capacitación a los Ministerios Públicos, aunque admitió que algunos han incurrido en fallas y han tenido que rotarlos de lugar.

Ontiveros dijo que han disminuido las quejas en contra de la Policía Investigadora de manera considerable y respecto a los agentes del Ministerio Público expresó que no considera que aumenten estas quejas, ya que algunas de ellas son por dilación, es decir por un retraso o demora en un proceso o alguna actividad que no siempre depende de ellos.

Cabe recordar que en el 2014 por irregularidades diversas, fueron suspendidos 18 agentes del Ministerio Público, de la Procuraduría General de Justicia de Coahuila, la mayoría de ellos en la Delegación Laguna.

Las anomalías se presentaron en las averiguaciones previas derivadas de denuncias ciudadanas y que se detectaron en una auditoría de procedimientos efectuada en los primeros meses del año.