Miles de durmientes se incendian en la Estación

Fue necesaria el agua de cinco pipas y el uso de dos retroexcavadoras para poder controlar el fuego; afortunadamente no hubo personas lesionadas
Diez bomberos trabajaron en el lugar para sofocar el fuego, cuya columna de humo podía verse de lejos.
Diez bomberos trabajaron en el lugar para sofocar el fuego, cuya columna de humo podía verse de lejos. (Guillermo Villegas)

León, Gto.

Miles de vigas de madera que se usan para las vías del tren o conocidas también como durmientes y que estaban por un lado de la estación ferroviaria del Barrio de San Miguel, se incendiaron en la tarde de ayer.

Bomberos comentaron que el fuego supuestamente llegó a las pilas de vigas porque por un lado había pasto seco y estaba encendido.
El fuego abrazó unas dos mil vigas según los bombreros. Se requirieron unas cinco pipas para poder controlar el incendio.

El reporte del fuego llegó a  laCentral de Emergencias poco antes de las dos de la tarde. Los Bomberos tardaron unas dos horas en sofocar las llamas.

En la emergencia tuvieron que utilizar dos retroexcavadoras para delimitar el fuego ya que había otras 5 mil vigas cerca de la zona siniestrada y con las dos retroexcavadoras se puedo evitar que las llamas alcanzaran otras pilas de maderas.

Elementos de Protección Civil delimitaron el lugar con cinta amarilla; vecinos del Barrio de San Miguel y de la colonia Los Pinos se acercaron un poco para ver las acciones de las autoridades.

La delimitación estaba a unos 50 metros del fuego y hasta esa distancia podía sentirse el calor que generaban las llamas que abrazaban las maderas.

Las llamas alcanzaban unos 5 metros de altura. Por lo menos participaron unos 10 bomberos en el siniestro.

Personal de Ferromex también estuvo al pendiente para poner sobre aviso al conductor de algún tren que se acercara para evitar algún accidente, y es que el fuego y el humo estaban muy cerca de las vías.

Además desde cualquier punto de la ciudad podía verse la espesa columna de humo negro.

Elementos de Bomberos comentaron que era una irresponsabilidad que los que manipulan las maderas para las vías, las tuvieran rodeadas de pasto seco, y que en cualquier otro momento podría ocurrir otro siniestro.

No se sabe de cuánto fue la pérdida y tampoco si los operadores de las vías férreas interpondrán una denuncia por los daños.