Aumentará vigilancia por posibles brotes de violencia

Homero Mendoza, comandante de la Décima Zona Militar de Durango, informó que tras el secuestro de los hijos de Joaquín Guzmán Loera en Puerto Vallarta, incrementarán la seguridad.
Homero Mendoza, comandante de la Décima Zona Militar.
Homero Mendoza, comandante de la Décima Zona Militar. (Gilberto Lastra Guerrero)
Homero Mendoza, comandante de la Décima Zona Militar de Durango. (Milenio Digital)

Durango, Durango

Se intensificará la vigilancia en los puntos de revisión diseminados en Durango por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), para evitar posibles brotes de violencia por el secuestro de los hijos de Joaquín Guzmán Loera en Puerto Vallarta por un grupo criminal contrario.

Homero Mendoza, comandante de la Décima Zona Militar, comentó que la preocupación en estos momentos es el blindar la región, para impedir el paso de criminales a territorio duranguense.

Explicó además que en la zona de Badiguato, Sinaloa, se trabaja de manera coordinada para impedir que la violencia se expanda a otros puntos.

"Son las mismas medidas, obviamente hemos agudizado más la atención en los puestos de revisión que tenemos en las vías principales de comunicación".

"Pero estamos sumados al esfuerzo que realiza la Tercer Región Militar con base en Sinaloa, tenemos en apoyo permanentemente el mando especial de Badiraguato y dos compañías de unidades nuestras, que están participando en las actividades".

"La única preocupación que podemos tener, es ser más agudos en nuestras revisiones en los puestos de control. No hay información de movimiento hacia la entidad".

Por lo que respecta al plan DN-III aseguró que se sigue con personal en el municipio de Santiago Papasquiaro y en el de Durango, para apoyar a las comunidades o colonias que se encuentran vulnerables hasta el momento.

"Nosotros respondemos a la petición que nos hace Protección Civil, intervenimos en la primera oportunidad que tenemos o cuando percibimos que se presenta una necesidad".

"En este caso Santiago Papasquiaro, que a las 9 de la mañana nos alertaron que requerían el apoyo y el personal disponible atendió".

"Mandé elementos de las fuerzas de reacción que teníamos disponibles, a la una de la tarde ya estábamos dando el apoyo a toda la población y creo que se solventó rápidamente las inundaciones que dejó el río Santiago y otro arroyo que se desbordó".

Complementó al mencionar que en los días con mayor lluvia, se tuvo vigilancia en la ciudad de Durango, donde se presentaron copiosas inundaciones.

JFR