Taxista se libra de secuestrador al saltar de auto

Durante 2 horas su pasajero lo ató con un cable, lo llevó a una casa de donde sacó varios artículos electrónicos, pero en el trayecto logró escapar al ver una patrulla en Gómez Palacio.
Taxista logra liberarse de su secuestrador.
Taxista logra liberarse de su secuestrador. (Milenio Digital)

Gómez Palacio, Durango

Durante dos horas un taxista fue secuestrado por su pasajero quien lo ató con un cable eléctrico, para luego llevarlo a un domicilio de donde sacó varios artículos electrónicos, pero en el trayecto la víctima logró escapar al ver una patrulla de Seguridad Pública y detuvieron al individuo.

Hilario González Crespín de 33 años con domicilio en la colonia Armando del Castillo Franco, fue aprehendido por los policías quienes se percataron que del taxi se arrojó el chofer y estaba atado de manos y cubierto del rostro con una playera, mientras el secuestrador conducía la unidad.

El chofer saltó del auto cuando vio que había una patrulla cerca y de inmediado los policías al verlo detuvieron al secuestrador. 

El hecho ocurrió la noche del lunes, cuando los elementos circulaban por Avenida Trujano y bulevar Miguel Alemán de Gómez Palacio.

El taxista de nombre César sufrió una crisis nerviosa por el peligro que enfrentaba, señaló que aproximadamente a las 21:00 horas el hombre le solicitó el servicio de viaje, indicando que le llevara al bulevar Ejército Mexicano por lo que se enfilaron hacia el periférico.

Apenas iniciaron la marcha, le colocó un cable eléctrico en el cuello y lo obligó a pasarse al asiento del copiloto para luego dirigirse a un domicilio presuntamente de la colonia Héctor Mayagoitia Domínguez, donde le obligó a entrar en tanto él sacaba algunos artículos electrónicos.

Después lo subió en el asiento de atrás ya cubierto del rostro con una playera y atado de manos.

De pronto se dio cuenta que detenian la marcha al parecer por la señal roja del semáforo y a través de la tela observó los colores de las torretas de una patrulla y como pudo logró abrir la puerta y arrojarse al asfalto, de lo que afortunadamente se percataron los agentes que intervinieron de inmediato.


dcr