Heridos y detenidos, en la noche de Halloween

La Policía Municipal y Preventiva, así como la DSPM, tuvieron una jornada ocupada ya que los vándalos se hicieron presentes, generando pleitos y destrozos por donde pasaban.
La noche de Halloween en Torreón dejó múltiples detenidos y lesionados.
La noche de Halloween en Torreón dejó múltiples detenidos y lesionados. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Durante la noche del lunes, cientos de niños se disfrazaron y salieron a la calle acompañados de sus madres, para pedir dulces en las tiendas y casas de la ciudad.

Pero ellos no fueron los únicos que salieron, ya que también jóvenes vándalos se dieron a la tarea de aterrorizar las calles de Torreón, lanzando huevos, piedras, palos, fruta y lo que tuvieran a la mano a peatones, automóviles, ciclistas, domicilios y hasta a perros.

La policía Municipal y Preventiva, así como Protección Civil, Fuerza Coahuila y la Procuraduría de Justicia, tuvieron una noche ocupada, haciéndose cargo de los destrozos que el festejo dejó en la ciudad, entre los que se encuentran:

Entre los heridos por los "festejos" de Halloween, se encuentra una niña de 5 años, quien fue alcanzada por una piedra.

Un joven que fue herido con arma blanca en la región del abdomen, por otros con los que se topó en el camino y terminó peleandose, una pequeña de tan solo 5 años que fue alcanzada por las piedras que lanzaban en su colonia y que terminó descalabrada.

Además, un menor de edad fue detenido por quebrar el vidrio de un automóvil, varios sujetos aprovecharon y asaltaron autos, dejando sin estéreo a un carro estacionado en una tienda conveniencia y varias casas terminaron llenas de huevo y papel o con vidrios rotos.

Los peatones y automovilistas tampoco se salvaron, ya que en su trayecto fueron cubiertos de blanquillos, que los muchachos les lanzaban al pasar, las mascotas no estuvieron a salvo, ya que en la colonia Campo Nuevo, adolescentes pintaron con aerosol a un perro que se encontraba en la calle.

También las peleas campales no se hicieron esperar a lo largo de Torreón, en donde armados con palos y piedras, los jóvenes hicieron de las suyas dejando a varios heridos y policontundidos, en un festejo que era inocente para niños, pero peligroso para el resto de los ciudadanos.

JFR