Temen por seguridad de internos trasladados

Algunos de los familiares de los reclusos que se encontraban en el Cereso de San Pedro, manifestaron su inconformidad, pues ahora van a tener más gastos para poder visitarlos.
Después de que se hiciera el traslado de los internos del Centro Penitenciario de San Pedro, el inmueble quedó solo.
Después de que se hiciera el traslado de los internos del Centro Penitenciario de San Pedro, el inmueble quedó solo. (Milenio Digital)

San Pedro de las Colonias, Coahuila

Después de que se hiciera el traslado de los internos del Centro Penitenciario de San Pedro, hacia otros penales, el inmueble quedó solo.

En sus instalaciones solo se pueden ver algunas personas, administrativos, de trabajo social, custodios y trabajadores de una empresa de construcción, que están delimitando el terreno donde posiblemente se construirán nuevos departamentos.

El día de ayer familiares de los internos trasladados, fueron por las pertenecías de ellos, ya que se los llevaron sin nada. Una de las dudas que todavía tiene es saber hacia que penales trasladaron a los más de cien internos.

"Me preocupa la situación, ya que este penal era más tranquilo y con menos población, allá no es lo mismo y no saben con qué gente los van a mezclar, claro que tememos por su seguridad y por la de los otros internos".

María Gabriela, madre de un joven interno, dijo que ella no sabía que los habían trasladado, que apenas se enteró y por ello fue a ver lo de sus pertenencias.

TE RECOMENDAMOS: Trasladan a otros penales a internos del Cereso San Pedro 

"Mi hijo me habló por teléfono la mañana de hoy, me dijo que lo habían cambiado al Cereso de Torreón, que viniera por sus pertenencias, que me las tenían que entregar", mencionó.

Otros de los familiares comentaron que no todos saben hacia donde los trasladaron, incluso que los de otras ciudades desconocen la situación.

"Nosotras porque somos de San Pedro y según, a los internos de esta ciudad los llevarían al penal de Torreón y a los de otras ciudades los acercarían a sus lugares de origen, pero en sí, las cosas las están haciendo mal, ya que no se vale que nos tengan con el Jesús en la boca", consideraron.

Por último dijeron, que ahora todo será más difícil, ya que tendrán más gastos para la visita y aparte, tendrán que acostumbrarse a otro ambiente tanto los internos como los familiares, afirmando que es injusto que se estén cerrando estos inmuebles en la ciudad y todo porque las autoridades municipales no ven por su gente.



LMG