Muere bebé cuando familia lagunera huía tras robo

Carlos Ortiz de 20 años conducía a la altura del ejido La Encantada, en Saltillo, intentando perder a su perseguidor, lo que ocasionó el accidente donde resultaron lesionadas 4 personas.
Una bebé de 9 meses falleció en un accidente vial, a la altura del ejido La Encantada en Saltillo.
Una bebé de 9 meses falleció en un accidente vial, a la altura del ejido La Encantada en Saltillo. (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

La pequeña Marlén, de 9 meses de edad, hija menor de un matrimonio originario de Torreón, perdió la vida a consecuencia de las lesiones graves que sufrió, cuando el vehículo en el que viajaba terminó reducido a chatarra, pues la unidad se estrelló contra un muro de concreto de un puente vehicular, sobre la carretera 57.

El percance se registró a la altura del Ejido La Encantada, al sur de Saltillo, debido a que la familia lagunera huía de un hombre al que le habían robado una despensa.

De acuerdo a las primeras investigaciones, Juan Carlos Ortiz Ramírez de 20 años, era quien conducía el auto Nissan Tsuru color gris, con placas FKT-62-29 de Coahuila, que fue reportado por la víctima de robo, a través del Sistema Estatal de Emergencias 911.

Por estos hechos, Juan Carlos y Liliana se encuentran en calidad de detenidos hasta que se defina su situación legal, tanto por el robo de despensas, como el homicidio culposo de su hija Marlén.

En el vehículo le acompañaban su esposa, Liliana Ramírez Rodríguez de 20 años, Christian Ortiz Rodríguez de 15 años, Ximena de 2 años y Marlén, sin embargo poco valió el llevar a su familia pues Juan Carlos conducía de manera imprudente, para no ser alcanzado por el Ford Topaz conducido por el afectado.

Desafortunadamente el joven lagunero perdió el control de la dirección de vehículo, por lo que sobrevino el impacto contra el muro.

Tras el percance, Ximena presentó lesiones de consideración, Christian resultó con traumatismo cráneo encefálico y golpes, Juan Carlos resultó con fractura de tibia y peroné izquierdo, fractura de húmero izquierdo y una herida en la cabeza.

En tanto que Liliana se fracturó el húmero derecho, presentó traumatismo cráneo encefálico y fracturas expuestas en ambos fémures, así como lesiones en vísceras, por lo que su estado de salud se considera delicado.

Los Familiares de los lesionados debieron trasladarse desde "La Perla de La Laguna" a la capital coahuilense, para hacerse cargo de los trámites correspondientes, para el traslado de los restos de Marlén y correr con los gastos de hospitalización del resto de los integrantes.

Sin embargo por estos hechos, Juan Carlos y Liliana se encuentran en calidad de detenidos hasta que se defina su situación legal, tanto por el robo de despensas, como el homicidio culposo de su hija Marlén.

Elementos de la agencia de homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), realizan las investigaciones correspondientes.

JFR