Mil militares más 'blindan' Apatzingán

El gobernador de Michoacán advierte que los operativos son para combatir a los criminales y a las 'autodefensas', pues ambos están fuera de la ley.
Parte del convoy que arribó al municipio michoacano para reforzar la seguridad.
Parte del convoy que arribó al municipio michoacano para reforzar la seguridad. (Juan José Estrada/Cuartoscuro)

Michoacán

Alrededor de mil militares arribaron al municipio de Apatzingán para reforzar la seguridad en la zona.

El convoy del Ejército llegó a la 43 Zona Militar desde donde el personal se distribuirá para realizar labores de contención, vigilancia y patrullaje.

Ante esto, autoridades educativas suspendieron clases en todos los niveles y será el próximo lunes cuando reanuden labores.

La toma del poblado de Santiago Acahuato por integrantes de grupos de autodefensa mantiene a las autoridades en alerta para evitar más incursiones.

Asimismo, el ataque registrado el pasado miércoles por la noche contra elementos de la Policía Federal en la zona de Cuatro Caminos mantiene un fuerte operativo en el área en busca de los responsables.

Un día antes el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, anunció la llegada de más efectivos federales para enfrentar la crisis de inseguridad que padece el estado.

Ayer, el mandatario afirmó que los operativos en la zona de la Tierra Caliente tienen como objetivo no solo someter a la delincuencia organizada, sino a los grupos de autodefensa, que también operan al margen de la ley.

"Tanto están fuera de la ley los delincuentes, como las guardias comunitarias que manejan, entre otras cosas, armas reglamentarias que ningún ciudadano puede traer, nada más de entrada, y nadie puede hacer justicia por propia mano", enfatizó.

Dijo que sin cancelar el diálogo y al margen de que pudieran tener razón en su lucha, los integrantes de los grupos de autodefensa se encuentran fuera de la ley, al pretender tomar la justicia en sus manos.

El mandatario estatal también acompañó a Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, en la colocación de la primera piedra de lo que será el primer cuartel militar de nueva generación en el país, y que atenderá los problemas de inseguridad en la zona limítro-
fe de Michoacán y Jalisco.

Además, las nuevas instalaciones castrenses pretenden convertirse en una instancia de fusión de los soldados con la población civil.

Cienfuegos lanzó un mensaje a sus subordinados: "Cuídense y cuiden a los ciudadanos, que para eso estamos aquí, para darles una vida tranquila, normal y
de desarrollo".

Se trata de un predio de 60 hectáreas muy cercano a la cabecera municipal, que tendrá una inversión de 295 millones 676 mil pesos y se prevé que sea inaugurado en octubre del próximo año.

Albergará a 600 hombres y es producto de lo acordado en la reunión regional de seguridad que en días pasados se tuvo en Colima.

Al respecto, Vallejo apuntó que los michoacanos pueden estar seguros de que los gobiernos estatal y federal no darán un paso atrás en su compromiso por la seguridad.

"No descansaremos hasta garantizar que las familias vivan con tranquilidad para realizar sus actividades cotidianas y su vida productiva. La experiencia nos dicta que solo lograremos mejores resultados si actuamos de manera coordinada", dijo.

A romper el cerco

-José Manuel Mireles, coordinador del Consejo de Autodefensas de Michoacán, afirmó que la llegada de más militares a Apatzingán fue a petición de productores de aguacate.

-En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Fórmula de la Tarde, explicó que los aguacateros pidieron la intervención del Ejército porque no podían trasladarse a Uruapan a recoger las guías de sus cosechas.

-Explicó que con el Ejército se romperá el cerco que Los caballeros templarios establecieron en esa ciudad, a fin de impedir la distribución de combustible y alimentos en Tierra Caliente.