Michoacán: bajan a la mitad denuncias por delitos graves

Coordinadores panistas en el Congreso exigen que el comisionado renuncie, pues reprochan que se comporte más como candidato.
El comisionado Federal para la Seguridad en Michoacán en el Congreso donde personas se manifiestan
(Daniel Venegas)

México

A un año del nombramiento de Alfredo Castillo como comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, las denuncias por homicidios, secuestros y extorsiones se redujeron a menos de la mitad y los líderes visibles de las autodefensas están en la cárcel, como José Manuel Mireles, Hipólito Mora y Luis Antonio Torres, El Americano.

También fueron consignados Rodrigo Vallejo, hijo de Fausto, gobernador con licencia; el ex secretario de Gobierno y gobernador interino, Jesús Reyna, mientras seis alcaldes y 224 servidores públicos enfrentan procesos por homicidios, secuestros, delitos, delincuencia organizada, extorsión, enriquecimiento ilícito y peculado.

Mientras, sigue libre Servando Gómez Martínez, La Tuta, aunque el propio Castillo asegura que la estructura de Los caballeros templarios está acotada y desmantelada con la captura o el abatimiento de líderes como Nazario Moreno, Enrique Plancarte, Dionicio Loya Plancarte y Francisco Galeana.

De acuerdo con las declaraciones del comisionado, en Michoacán la violencia está focalizada y no debe a la preeminencia de los templarios, sino a la conflictividad social.

Durante el mes reciente ocurrieron dos hechos violentos en La Ruana y Apatzingán, donde perdieron la vida 20 personas.

Como consecuencia del enfrentamiento del 16 de diciembre entre los grupos de Hipólito Mora y El Americano, ahora están presas 37 ex autodefensas, sin que aún pueda aclararse lo sucedido.

Sobre los hechos violentos del pasado 6 de enero en Apatzingán, han circulado diversas versiones y también evidencias sobre la ayuda de elementos de la Policía Federal a quienes resultaron heridos, echando por tierra una supuesta ejecución de autoridades.

La Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, encabezada por Castillo, elaboró un balance de resultados durante su presencia en la entidad, en la que incluye  la consignación de tres ex secretarios del Gobierno estatal, seis presidentes municipales, un tesorero, dos síndicos, 11 directores y tres subdirectores municipales de Seguridad, ocho policías ministeriales, 29 estatales y 150 municipales.

De acuerdo con dicho documento, se redujo el impacto de la violencia con la detención y abatimiento de líderes, jefes de plaza y sicarios de Los caballeros templarios en Michoacán, donde durante los últimos años “se incrustó” el crimen organizado en diversas autoridades municipales y estatales.

Por ello, actividades económicas como la minería y los aserradores y todas las comerciales, también se vieron afectadas.

SE LE AGOTÓ EL TIEMPO

Los coordinadores del PAN en la Cámara de Diputados y el Senado, José Isabel Trejo y Jorge Luis Preciado, respectivamente, exigieron la renuncia del comisionado para la seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo,  al considerar que su tiempo se agotó y no está cumpliendo con sus labores al comportarse como candidato a la gubernatura.

“Se agotó el tiempo al señor Castillo. No sirve su presencia en Michoacán. Esa figura ha sido un estrepitoso fracaso para el gobierno federal en materia de poner mediana normalidad en Michoacán.

“De tal manera que nosotros no solo nos unimos, fijamos una posición. El señor ya no tiene nada que estar haciendo en Michoacán. No es candidato, no está cumpliendo con sus funciones”, señaló Trejo.

El diputado panista agregó: “Debe renunciar. Creo que se acabó su ciclo. Mañana (hoy) cumple un año y ahí debe ser su renuncia ya. El presidente debe de reconsiderar esta situación... no está funcionando el señor Castillo, debe irse”.

Sobre la posibilidad de que las bandas criminales puedan estarse reagrupando en Michoacán, señaló: Castillo “la hace casi de candidato: cierra eventos, interviene con empresarios, hace todo tipo de cosas. Y evidentemente cuando descuida el papel para el que fue designado, puede pasar cualquier cosa”.

En tanto, entrevistado previo al inicio de la sesión de la Comisión Permanente, Preciado dijo que el gobierno federal “debe valorar si sigue esta persona (Castillo) al frente, porque la situación nada más no se remedia”.

Dijo que el tema de Michoacán debe valorarse con toda precaución, pero “creo que el comisionado ya no debe estar en esa entidad”.

Recordó que “ya se fueron los dos gobernadores que estaban involucrados; uno, su hijo, que está en la cárcel, y el otro, directamente en la cárcel también por vínculos con el narcotráfico. Está ya un gobernador constitucional sustituto. Entonces no creemos que la figura de un comisionado, que sigue asumiendo responsabilidades ejecutivas en Michoacán, siga persistiendo”.