Michoacán no está bajo control de autoridades: Hope

El especialista en seguridad consideró que "la prueba del ácido" en ese estado es lo que pase con el crimen organizado una vez que se termine la presencia masiva de las fuerzas federales.
'Pap'a Pitufo' e integrantes de autodefensas
'Pap'a Pitufo' e integrantes de autodefensas (Jorge Carballo )

Ciudad de México

Michoacán no está bajo control de las autoridades ya que aún existen casi 20 mil autodefensas, a quienes que ahora busca desarmar, resaltó el especialista en temas de seguridad, Alejandro Hope.

Entrevistado vía telefónica, el también investigador del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. reconoció que se han visto resultados con las capturas y las muertes de líderes templarios; sin embargo, no está convencido sobre el restablecimiento de seguridad en la región de Tierra Caliente.

Consideró que la prueba del ácido en Michoacán será lo que pase con el crimen organizado una vez que se termine la presencia masiva de las fuerzas federales.

Indicó que es interesante el planteamiento del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien destacó que ya no existen las condiciones que dieron origen a las autodefensas.

"Creo que hay un problema, porque no está bien pensada la transición de esos grupos armados irregulares hacia uno más institucional", consideró Hope sobre la presencia de esos grupos civiles.

Alfredo Castillo, comisionado federal de seguridad para Michoacán, afirmó que desde la intervención federal en la entidad ya se tiene el control de la seguridad y está implementando programas gubernamentales para la sociedad, por lo que ya no es necesaria la vigilancia de las autodefensas.

El especialista comentó que no es sorprendente el mejoramiento de seguridad en Michoacán durante estas semanas, ya que hay una presencia masiva de elementos federales, más de 10 mil, apunta, además de los grupos armados irregulares distribuidos por el territorio michoacano. No sorprende.

La cuestión es que ninguno de esos dos elementos (policías federales y autodefensas) estarán todo el tiempo: tarde o temprano las fuerzas federales se van a desplazar a otros estados para atender emergencias, ya sea Guerrero y Tamaulipas, u otros.

Los Caballeros Templarios pueden resurgir después de la salida de las fuerzas federales; "eso es obvio, pero sin duda pueden surgir nuevos grupos de delincuencia organizada".