No han imputado ningún delito a Martínez Pasalagua: abogado

Eduardo Quintero, defensor legal del ex diputado priista y líder de transportistas, dijo que su cliente está en la PGR en calidad de presentado y hasta el momento no se le ha imputado ningún delito.

Ciudad de México

La detención de José Trinidad Martínez Pasalagua, ex diputado priista y líder de la Comisión Reguladora del Transporte en Michoacán, fue arbitraria y se violentaron sus derechos humanos, afirmó su abogado, Eduardo Quintero.

"Fue una detención arbitraria, realizada por elementos de la Marina, quienes lo trajeron vendado de los ojos, encapuchado, violaron sus derechos", dijo el abogado en entrevista con Azucena Uresti en Milenio Televisión.

Explicó que Martínez Pasalagua permanece en la PGR en calidad de presentado y que hasta el momento, no se le imputa ningún delito.

"Martínez Pasalagua nunca tuvo fama de colaborar con templarios; su caso está dentro de la misma averiguación previa que la del licenciado (Jesús) Reyna, se les imputa el haberse reunido con caballeros templarios", dijo Eduardo Quintero, quien también lleva el caso de Hipólito Mora.

Dijo que en el Código Penal no hay ninguna prohibición para reunirse con cualquier persona.

"Tenemos que analizar qué tipo de reuniones o si colaboraron con esta organización, si colaboraron voluntariamente o por un temor fundado. Muchos de los actos en Michoacán fueron debido a un temor fundado", dijo.

"No puedo creer que el señor Martínez Pasalagua haya tenido ninguna necesidad de colaborar con esa agrupación".

Señaló que Martínez Pasalagua hubiera podido huir después de la detención del secretario de Gobierno de Michoacán, Jesús Reyna, y que sin embargo, permaneció en Morelia.

"No se escondió y sus palabras a su familia fueron 'no debo nada y no tengo nada de qué huir'", dijo.

Respecto al caso de su otro cliente, Hipólito Mora, líder de autodefensas en La Ruana, Eduardo Quintero dijo que ya se presentó la apelación del auto de formal prisión y que tiene la confianza de que se resuelva favorablemente y que antes del 15 de marzo, Hipólito recupere su libertad.

Ayer, la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a José Trinidad Martínez Pasalagua debido a sus presuntos nexos con Los caballeros templarios.