México no es un Estado fallido, pero hay impunidad: relator de la ONU

Juan E. Méndez, relator especial de la ONU sobre la Tortura, reiteró que en México hay tortura generalizada aunque, dijo, en ese punto hay desacuerdo entre el gobierno y la relatoría. 
Juan E. Méndez, relator especial de Naciones Unidas sobre tortura, urgió al gobierno de México a implementar sus recomendaciones.
Juan E. Méndez, relator especial de Naciones Unidas sobre tortura, urgió al gobierno de México a implementar sus recomendaciones. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

México no es un Estado fallido, pero la impunidad en el país es un factor importante en el tema de la tortura generalizada, dijo Juan E. Méndez, relator especial de Naciones Unidas sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

"Hay impunidad para la tortura, eso sí, pero no es un Estado fallido ni mucho menos. México tiene instituciones y tiene capacidad técnica, jurídica y científica para lidiar con el problema de la tortura, pero es cierto que la impunidad es un factor importante", dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

El lunes pasado, el relator especial de Naciones Unidas dijo que la tortura en México es generaliza y ocurre en un contexto de impunidad, lo que es un aliciente para su repetición y agravamiento.

Luego de las declaraciones del relator, el representante de México ante los Organismos Internacionales con sede en Ginebra, Suiza, Jorge Lomónaco, aseguró que la afirmación de que la tortura es generalizada es una falacia.

Méndez explicó que aunque hay un desacuerdo entre el gobierno de México y la relatoría de la ONU, reiteró que la tortura en el país es generalizada.

"Tenemos ahí un desacuerdo entre gobierno y la relatoría, pero a pesar de haber escuchado sus razonamiento y argumentaciones sigo insistiendo que, muy a pesar mío, lo que vi y escuche de un gran número de testimonios y de entrevistas, especialmente también en las cárceles, en mi informe esa es la razón por la cual usamos el término de que la tortura estaba generalizada, no solo que la tortuta ocurría en el momento de la detención en las primeras 24 o 48 horas, antes de ser llevado ante una autoridad, sino también que esto se repite con cualquiera que sea la fuerza interviniente", dijo.