Refuerzan poder naval con 17 nuevas embarcaciones

El secretario de Marina, Vidal Soberón, dijo que buscan combatir la pesca ilegal, efectuar labores de búsqueda y auxilio, además de proteger especies en peligro de extinción.
Los asistentes pudieron admirar las embarcaciones con las que se patrulla altamar
Archivo. (Yazmín Sánchez)

San Felipe, Baja California

El gobierno reforzó el poder naval de la Federación con nuevas embarcaciones y tecnología de última generación para realizar un despliegue de vigilancia sin precedente en las zonas marinas susceptibles de actividades ilícitas por su posición geográfica y diversidad de recursos naturales.

Vidal Soberón Sanz, secretario de Marina, anunció que los objetivos son combatir la pesca ilegal, impulsar programas de desarrollo ambiental sustentable, efectuar labores de búsqueda y auxilio, y proteger especies en peligro de extinción como la "vaquita marina" en apoyo al Programa de Atención Integral al Alto Golfo de Baja California.

El Almirante dio a conocer la adquisición de 17 embarcaciones tipo Defender FC-33 (dos que operarán en San Felipe), la utilización de sensores y equipo de patrulla marítima, el próximo establecimiento de un sistema de comunicación digital, así como la reclasificación de las estaciones navales de búsqueda y rescate en Estaciones Navales de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima.

Ante el presidente Enrique Peña Nieto, dijo que habrá nuevas estaciones navales en el Alto Golfo de Baja California que abarcarán los puertos Libertad, en Sonora; Santa Rosalía y Loreto en Baja California; Topolobampo, Sinaloa.

El programa de vigilancia contempla operaciones en el Mar de Cortés y posteriormente en otras zonas del país.

Además de San Felipe, Baja California, donde se construirán modernas instalaciones del nuevo sector naval.

Expuso que los gobiernos de Campeche, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa y Sonora participarán en la ampliación de este proyecto de reforzamiento de la inspección y vigilancia de las áreas naturales protegidas, así como del cumplimiento de la legislación ambiental para prevenir y evitar daños al ecosistema.

El secretario comentó que la adquisición de las 17 embarcaciones Defender deriva de una "alianza estratégica" entre la Armada de México y las secretarías de Agricultura y de Medio Ambiente.

Estos navíos fueron elegidos por su facilidad de manejo y capacidad de desplazamiento de alta velocidad. Su eslora es de 10 metros, manga de tres metros, la velocidad máxima de 60 nudos, capacidad para cuatro tripulantes y autonomía de 463 kilómetros (250 millas náuticas) a velocidad crucero.

Se instalará un sistema integral de comunicación digital que permitirá enlace e intercambio de información en "tiempo real" entre todas las unidades operativas navales y aéreas que participan en las operaciones de vigilancia y su centro de mando y control.

Para estas tareas, la Armada de México cuenta con cuatro aviones y unidades no tripuladas que tienen sensores y equipo de patrulla marítima.

La institución tiene un soporte operativo de 31 patrullas oceánicas, 19 costeras y 71 interceptoras. "Estamos aquí constatando el fortalecimiento del poder naval de la federación", apuntó.

"Hemos implementado un sistema de vigilancia marítima a nivel nacional que permitirá eficientar la protección y preservación de los recursos naturales. Además de incrementar nuestra presencia en aquellas zonas marinas que por su posición geográfica y la gran cantidad de recursos naturales que contienen son susceptibles de ser empleadas para actividades ilícitas o explotación por encima de la ley", agregó.

Soberón Sanz afirmó que la Armada de México continuará salvaguardando la vida humana en el mar y "ejercerá mayor autoridad" en sus litorales, además de que fortalecerá la vigilancia de pesquerías y áreas naturales protegidas.