México, país de fosas clandestinas

En seis años se han registrado por lo menos 12 hechos en los que se han encontrado fosas con restos humanos. Jalisco, Edomex y Tamaulipas son algunas entidades que han reportado estos hallazgos.
Fosa clandestina
Fosa clandestina (Milenio)

Ciudad de México

La Barca, Tlalmanalco y San Fernando comparten algo en común además de ser municipios ubicados en territorio mexicano: sus nombres han resonado desde el momento que autoridades dieron a conocer las exhumaciones de restos humanos en algunas de sus regiones.

En seis años al menos 785 restos humanos han sido encontrados en el territorio nacional, de acuerdo con información recabada por MILENIO. Tan sólo en este año se han rescatado más de 80 cadáveres.

El caso más reciente son las encontradas en el municipio de La Barca, entre los límites de Jalisco y Michoacán, donde hasta ahora autoridades de la Procuraduría General de la República han exhumado 44 cuerpos.

La Barca, Jalisco (2013)

En La Barca han encontrado hasta el momento 44 cuerpos. De acuerdo con la PGR tienen identificado a un grupo criminal, sin especificar si los cadáveres fueron arrojados por el 'cártel de Jalisco Nueva Generación' o por 'Los Caballeros Templarios'.

Los agentes federales hallaron la fosa durante las pesquisas para localizar los cuerpos de dos policías ministeriales 'levantados' por un grupo criminal en el municipio de Vista Hermosa, Michoacán.

Caso Heaven, Estado de México (2013)

Luego que el 26 de mayo 12 jóvenes fueran secuestrados del bar Heaven, en la Zona Rosa, en la Ciudad de México, los cadáveres de éstos fueron hallados el 23 de agosto en una fosa clandestina en el municipio de Tlalmanalco, Estado de México.

De dicha fosa fueron exhumados 13 cadáveres, ya que de acuerdo con investigaciones ministeriales, también asesinaron al hombre que supuestamente 'puso' a los 12 tepiteños que mataron como presunta venganza por el homicidio del narcomenudista Horacio Vite Ángel, en el bar Black, el 24 de mayo.

El Pozolero, Baja California (de 2009 a la fecha)

En enero de 2009 Santiago Meza López 'El Pozolero del Teo', confesó que en el Ejido Ojo de Agua, ubicado en Tijuana, había depositado los cuerpos deshechos en ácido de 300 personas asesinadas por órdenes de Teodoro García Simental "el Teo".

Después, en el predio conocido como "La Gallera" fueron encontrados miles de piezas de huesos y dientes humanos. Otras dos fosas fueron localizadas en el rancho "Valle Bonito y en Valle Redondo. Ninguna ha dado datos para identificar a alguno de los 300 desaparecidos.

El sábado Agentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) localizaron otras cuatro fosas clandestinas en Tijuana, donde se encontraron cuerpos calcinados, confirmó el presidente de la asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California, Fernando Ocegueda Flores.

Novojoa, Sonora (2013)

El 18 de noviembre, la Procuraduría General de Justicia del Estado informó que en una fosa clandestina en la comunidad de Navomora fueron localizados restos de ocho personas, de los cuales pudieron identificar que seis pertenecían a hombres y dos a mujeres.

Acapulco, Guerrero (2013)

El 16 de noviembre fueron descubiertas en Acapulco cinco fosas clandestinas con siete cadáveres.

Según reportes policiacos las víctimas encontradas en una huerta en el ejido de El Cayaco son hombres y al menos seis estaban atados de las manos y presentaban huellas de tortura; "uno tenía tres días muerto".

Ejutla, Jalisco (2013)

El 18 de abril las autoridades acudieron a una brecha que conduce al balneario La Presa, dentro del bosque La Primavera, a unos tres kilómetros de distancia de la carretera Tala-Guadalajara. Ahí exhumaron los restos de un hombre que estaba una profundidad a unos 90 centímetros, el cadáver tenía de dos a tres meses de evolución cadavérica.

Mientras que el 30 de junio en el rancho La Estancia, en el municipio de Ejutla, se encontraron también siete cuerpos, cuatro de ellos calcinados y otros tres en avanzado estado de descomposición.

San Fernando, Tamaulipas (2010)

Uno de los migrantes que presenciaron la masacre logró escapar y notificó a elementos de la Secretaría de Marina: en agosto de 2010 hallaron 72 cadáveres en una fosa en San Fernando, Tamaulipas.

Los cuerpos pertenecían a 58 hombres y 14 mujeres de diferentes nacionalidades: Ecuador, Guatemala, El Salvador, Brasil y Honduras. Buscaban llegar a Estados Unidos, pero según investigaciones de la PGR, fueron retenidos por Los Zetas para unirse a sus filas.

Los migrantes se negaron y fueron asesinados.

San Fernando, Tamaulipas (2011)

Como si fuera un crimen que se descubre cada año, después del hallazgo de 72 cadáveres de migrantes en San Fernando, fueron localizadas otras fosas clandestinas donde exhumaron 193 cuerpos, informó la entonces procuradora General de la República, Marisela Morales.

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación de Tamaulipas informó que autobuses de pasajeros de la empresa Ómnibus presuntamente habían sido secuestrados.

Cadereyta, Nuevo León (2012)

El 13 de mayo de 2012 fueron hallados 49 restos humanos en una fosa clandestina en la carretera libre Monterrey, Reynosa, Cadereyta.

El Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos pidió a mediados de año a la Procuraduría General de la República buscar y entregar información sobre el número de fosas encontradas y cuerpos exhumados en México, sin embargo, no ha habido respuesta.

En julio la Secretaría de la Defensa Nacional dio a conocer que en sus operativos contra la delincuencia organizada localizó 198 fosas clandestinas y 466 cadáveres, entre el 1 de marzo de 2011 y el 4 de abril de 2013.

En el listado se desprende que durante ese periodo se localizaron 198 fosas y 466 cadáveres. La lista la encabeza el municipio de San Fernando, Tamaulipas, en dónde localizó 52 fosas y 210 cuerpos; le sigue San Julián, Veracruz, con 14 fosas y 65 cuerpos, y Durango, Durango, con 7 fosas y 26 cuerpos.

El caso de San Fernando presentado en el informe de la Sedena, se mencionaron 210 cadáveres, sin embargo, al sumar los cuerpos hallados entre 2010 y 2011 arrojan 265.