México entrega 43 criminales a EU; recibe 11

PGR informa que aún hay 86 reclamados por el gobierno mexicano; SRE afirma que son 118.
La PGR debe dar a conocer el número de delincuentes que colaboraron con las autoridades para capturar a otros criminales, determinó el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos.
Estados Unidos solo ha enviado hacia México a 11 reclamados en extradición del 1 de diciembre de 2012 a la fecha (Notimex-Archivo)

México

La relación de México y Estados Unidos en materia de extradiciones de presuntos criminales ha sido desigual en lo que va del sexenio, pues el gobierno federal ha entregado más sospechosos que su contraparte, según informes de la Procuraduría General de la República y de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Sin embargo, los documentos obtenidos por MILENIO a través de transparencia contienen discrepancias considerables entre las dependencias del gobierno mexicano respecto al número de personas detenidas en espera de que se resuelva su extradición a EU.

Durante la actual administración el gobierno mexicano ha puesto a disposición de la justicia estadunidense a 43 personas, la mayoría relacionadas con delitos de narcotráfico, en tanto que al menos 86 mexicanos cuentan con solicitud de extradición vigente, entre ellos el capo Rafael Caro Quintero, cuya excarcelación antes de cumplir su condena generó un conflicto entre ambos países.

En contraparte, Estados Unidos solo ha enviado hacia México a 11 reclamados en extradición del 1 de diciembre de 2012 a la fecha, de los cuales ninguno está vinculado con delitos contra la salud, y nueve son de nacionalidad mexicana y
dos estadunidenses.

De éstos ocho sospechosos eran buscados en México por homicidio, uno por delitos sexuales, uno por lesiones y otro por tráfico de armas.

Mientras que la mayoría de las personas de nacionalidad mexicana solicitadas por EU son buscadas por narcotráfico en diversas modalidades, le siguen las que enfrentan cargos por homicidio y el tercer lugar lo ocupan aquellos acusados por delitos sexuales.

Por delitos contra la salud fueron enviados desde el 1 de diciembre un total de 16 personas; 12 por homicidio; seis por ataques sexuales; dos por trata de personas; dos por tentativa de homicidio; dos por lavado de dinero; una por fraude, una por tráfico de persona y un estadunidense por tráfico de armas.

Sin embargo, los informes tanto de la PGR como de la SRE que fueron solicitados por medio de la Ley Federal de Transparencia tienen inconsistencias en algunos rubros.

De acuerdo con la Procuraduría General de la República "86 reclamados de nacionalidad mexicana cuentan con solicitud de extradición vigente" y "18 se encuentran detenidos con fines de extradición internacional, en espera de que se resuelva su extradición".

La SRE señala que "han sido solicitadas 118 de nacionalidad mexicana al gobierno de México por parte del gobierno de Estados Unidos" y "125 personas de nacionalidad mexicana se encuentran detenidas en espera de que se resuelva el procedimiento de extradición".

A diferencia del sexenio de Felipe Calderón, el gobierno federal se reservó —excepto en el caso de Rafael Caro Quintero que dio a conocer públicamente el procurador General de la República, Jesús Murillo Karam— nombres y detalles de los extraditados con el argumento de que se violaría la secrecía de la averiguación previa, e inclusive se considera que podría dañar la relación de la autoridad extranjera que requiere a un prófugo con el Estado mexicano.

Lo anterior a pesar de que en el sitio web de la PGR está disponible el documento Extradiciones de México al Mundo en el periodo enero-diciembre de 2009, en el que se revelan nombres, fotografías, cargos y fechas de extradición de 114 personas de un total de 291 que hasta entonces había trasladado a EU el gobierno calderonista.