México carece de diagnóstico sobre violencia contra niñas: ONG

La Red TDT indicó que existen cifras con las cuales "constatamos que las menores están en constante vulnerabilidad, ya que no son reconocidas desde el Estado como sujetas de derecho".
La Red TDT señaló que México carece de un mecanismo que permita evaluar y monitorear las políticas públicas destinados al cumplimiento de los derechos humanos de las niñas.
La Red TDT señaló que México carece de un mecanismo que permita evaluar y monitorear las políticas públicas destinados al cumplimiento de los derechos humanos de las niñas. (Archivo Milenio)

México

La Red Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT) señaló que México carece de un diagnóstico que dé cuenta de las causas, consecuencias y repercusiones de la violencia contra las niñas.

"No contar con esta información nos habla del poco interés de las autoridades, ya que se están invisibilizando no sólo su existencia, sino la situación de violencia psicológica, física y sexual en la que viven miles de niñas y adolescentes en el país", expresó la organización.

En el marco del Día Internacional de la Niña, indicó en un comunicado, que según información de 13 procuradurías estatales de justicia, de los casos de violencia sexual reportados entre enero de 2011 y diciembre de 2012, el 11 por ciento corresponde a niñas de 0 a 10 años de edad.

"En 2010, 11 mil 682 niñas entre 10 y 14 años de edad registraron un hijo. El embarazo adolescente es una de las causas de deserción escolar que conlleva a las reducciones de oportunidades para niñas y adolescentes", refirió.

La Red TDT señaló, además, que México carece de un mecanismo que permita evaluar y monitorear las políticas públicas, legislaciones y planes destinados al cumplimiento de los derechos humanos de las niñas.

Destacó que en cuanto a infanticidios, según reportes del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), durante 2011 se registraron en México ocho mil 47 defunciones de menores de 18 años por causas violentas.

Planteó que de éstas, 19.4 se trataron de homicidios, de los cuales 21.6 por ciento corresponden a la población femenina, todo de acuerdo con un comunicado.

"Con las cifras dadas constatamos que las niñas y adolescentes están en constante vulnerabilidad, ya que no son reconocidas desde el Estado como sujetas de derecho", refirió.

En este sentido, la Red TDT llamó al Estado mexicano a implementar efectivamente la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW) y demás instrumentos internacionales, a fin de instrumentar programas que eliminen la violencia contra las menores.

Por otra parte, el investigador de la UAM Víctor Cárdenas González dijo en un comunicado que el sistema educativo en el nivel secundaria carece de una política orientada a visibilizar y atender de manera integral los problemas de violencia en las escuelas.

Planteó que las acciones para contender con el fenómeno se limitan a personalizar los casos y terminan cuando el estudiante es expulsado de la institución.

El investigador del Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) expuso lo anterior en la mesa Prevención de la violencia escolar, en el marco de las VII Jornadas Latinoamericanas de Psicología Social, en la Unidad Iztapalapa.

Planteó que "parece que la política es no visibilizar la violencia", pues los directores tienen la consigna de atender los casos, dar atención al protagonista y no permitir que el problema trascienda, lo que "resulta ser parte del problema", ya que no se atienden las causas, sino sólo su manifestación.

En muchas escuelas se han puesto en marcha reglamentos punitivos en el ánimo de castigar las conductas, cuando es sabido que la violencia "no se puede combatir de esa manera" porque el estudiante termina expulsado, es decir, un simple traslado a una telesecundaria o en una escuela abierta para adultos como desertor del sistema educativo.

Apuntó que "la gran falla de la política educativa" es no reconocer la necesidad de abordar la violencia como un problema "que entre todos", padres de familia maestros, autoridades, se debe resolver.

Esta falta de acción no es deliberada, pero lamentablemente es un tema que se evade, "no se le quiere entrar" porque la escuela y en general el diseño del sistema "no está hecho para trabajar con adolescentes", señaló en un comunicado.

Agregó que el problema de la violencia tiene distintas manifestaciones, entre las cuales el bullying es del que más se habla, pero ocupa sólo ocho por ciento de los casos; es necesario, además distinguir conceptos y teorías para cada uno de los fenómenos de violencia, porque "tenemos sólo una palabra" para todos ellos.

Por otra parte, refutó la creencia de que los alumnos "llevan la violencia a las escuelas", porque la escuela tiene formas de funcionar que también generan violencia, y recordó que el comportamiento de los individuos es resultado del cruce de las variables culturales, sociales, grupales y éste se manifiesta en la práctica social.

Por lo tanto, "muchas de las claves de solución al problema de la violencia en las escuelas está en el clima social, en la estructura organizacional y en los funcionamientos cotidianos de la escuela".