Menores asesinados en la GAM vendían droga: PGJDF

El atentado fue "en venganza por una balacera" que tuvieron con un grupo rival dedicado al narcomenudeo en la zona, explicó el procurador Rodolfo Ríos.

Ciudad de México

Los adolescentes que fueron asesinados por armas de grueso calibre en la delegación Gustavo A. Madero se dedicaban a la venta de droga al menudeo, informó el procurador General de Justicia del DF, Rodolfo Ríos.

"Desde hace tres meses los menores se dedicaban a la venta de mariguana, cocaína e inhalantes en el punto de venta conocido como Los Tubos"

A esa conclusión llegaron las autoridades luego de la detención de los hermanos Macario y José Guadalupe Durán Tapia, quienes fueron señalados de participar en el crimen de Brandon, Jonathan y Dania, de 14, 15 y 17 años de edad, el pasado 18 de octubre.

El funcionario estableció que la Policía montó un operativo encubierto en la calle de Chimalpopoca, en la colonia Castillo Chico, donde vivían las víctimas. Fue así como se enteraron que el homicidio obedeció a problemas entre distribuidores de droga.

"Desde hace tres meses los menores se dedicaban a la venta de mariguana, cocaína e inhalantes en el punto de venta conocido como Los Tubos", refirió el procurador.

Agregó que esta actividad ilícita la realizaban los menores desde las 10:00 horas aproximadamente hasta ya entrada la madrugada, menores que eran siempre vigilados por una persona que desde la acera de en frente se dedica a la venta de dulces.

La venta al menudeo la inició la mujer menor de edad y posteriormente llegaron los otros dos menores.

Los hermanos Durán también son señalados de distribuir droga principalmente en la colonia El Carmen, donde tienen su domicilio, lo que les han generado muchos conflictos y por consiguiente utilizaba frecuentemente un chaleco blindado mientras que el otro iba armado con una metralleta.

"Las reuniones para ponerse de acuerdo en la defensa de sus plazas de venta de droga las realizaban en la vivienda de José Guadalupe, en donde planearon el atentado contra los tres menores, en venganza por una balacera que tuvieron con el grupo antagónico", puntualizó el procurador.

Los presuntos homicidas quedaron a disposición del juez Noveno Penal del Reclusorio Norte donde tenían pendientes órdenes de aprehensión por otros tres homicidios.