Matan afuera de su casa al alcalde de Tanhuato

En junio del año pasado le fue retirada su escolta; rechazó la protección, asegura Vallejo.
La atención que recibió el munícipe luego del primer ataque.
La atención que recibió el munícipe luego del primer ataque. (Especial)

Michoacán

El alcalde panista de Tanhuato, Gustavo Garibay, fue asesinado de 18 balazos afuera de su casa, meses después de que le fueran retirados escoltas federales y a casi año y medio de que sufrió un primer atentado.

La Procuraduría estatal informó que alrededor de las 7:15 horas de ayer, el munícipe salía de su domicilio particular, en la zona Centro del municipio, cuando al menos tres sujetos le dispararon.

Peritos criminalistas hallaron casquillos percutidos calibre .223 y de fusil AK-47, conocidos como cuerno de chivo. También localizaron una patrulla de la Policía Municipal con impacto de bala, la quedó bajo resguardo de la fiscalía.

Horas después, arribó el secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Carlos Hugo Castellanos, apoyado por decenas de efectivos de la Policía Estatal, quienes tomaron el control de la seguridad en Tanhuato.

Los 20 elementos que conforman el cuerpo de Seguridad Pública municipal fueron desarmados por fuerzas estatales y puestos a disposición del agente del Ministerio Público con sede en La Piedad, para que declaren en torno a estos hechos.

 Además, fueron requeridos por la Procuraduría estatal los cuatro policías que estaban asignados como guardaespaldas del alcalde.

El 31 de octubre de 2012, Garibay sufrió un atentado cuando viajaba en su vehículo oficial y se disponía a iniciar una gira de trabajo.

Logró sobrevivir gracias a que colaboradores y autoridades federales rápidamente lo movilizaron en helicóptero a Morelia, donde fue atendido por médicos especializados.

A raíz de este evento, las autoridades federales y estatales decidieron proporcionarle escoltas al alcalde.

Sin embargo, en junio de 2013 las autoridades, sin dar explicaciones, le retiraron la protección de policías federales y ministeriales.

Al respecto, Miguel Chávez, líder estatal del PAN, dio a conocer una carta fechada el 28 de agosto del año pasado, en la que solicitó al entonces gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna, que le fuera restituida la custodia de escoltas al alcalde.

“... ante el temor fundado de la ejecución de un nuevo ataque armado en contra del munícipe, que pudiera quebrantar su integridad física, solicito se lleven a cabo las diligencias necesarias, a fin de que le sea restituida la seguridad personal a cargo de elementos de la Policía Federal”, expuso en el documento el dirigente panista.

Sin embargo, su petición no fue atendida, por lo que ayer culpó de irresponsables a los gobiernos estatal y federal, además de que exigió que esclarezcan a la brevedad posible este crimen.

Al respecto, de gira por el municipio de Contepec, el gobernador Fausto Vallejo condenó los hechos y afirmó que desde octubre pasado ofreció elementos de seguridad estatales para escoltar al alcalde, pero éste los rechazó.

También en su cuenta de Twitter, el mandatario estatal escribió cinco mensajes sobre el atentado de Garibay, en uno de los cuales manifestó su pésame a los familiares.

Dio a conocer que instruyó “al procurador para que todos los recursos técnicos y operativos existentes se empleen para esclarecer este crimen”.

Y ofreció: “Con apego a la ley, pero mano firme haremos entender a los delincuentes que en Michoacán no habrá más impunidad”.

También por esta red social, el comisionado federal de seguridad en Michoacán, Alfredo Castillo,  condenó “el cobarde asesinato del alcalde de Tanhuato”.

Señaló que habló con el gobernador “y estamos coordinando esfuerzos federales y estatales para esclarecer este crimen”.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, tuiteó: “me uno al duelo y me solidarizo con su familia. El gobierno de la República y el gobierno estatal estamos trabajando para esclarecer los hechos”.

Gustavo Madero, candidato a la presidencia nacional del PAN,  manifestó sentirse indignado porque “no se respeta la vida en Michoacán, no se brinda una mínima seguridad, ni se dan garantías a los funcionarios legítimamente electos”.

En un comunicado indicó: “Quiero decirle a la familia de Gustavo Garibay que cuenta con todo nuestro respaldo, que no están solos, que los panistas estamos unidos con ustedes, y que lamentamos estos hechos cobardes”.

INVESTIGAN BLOQUEO A SEDE DE LA MARINA

El procurador de Justicia de Michoacán, Martín Godoy, confirmó a MILENIO la existencia de una investigación “minuciosa” para determinar el perfil de las personas que el viernes bloquearon los accesos  a la base naval de la Secretaría de Marina en el municipio de Aquila.

“Vamos a determinar con toda precisión cuál es el origen de cada una de las personas que participaron en los eventos en La Placita, y con base en ello actuaremos en consecuencia”, expuso.

Al respecto, se informó que las autoridades estatales y federales quieren tener absoluta certeza en torno de la verdadera pertenencia social de los manifestantes que se plantaron por siete horas frente a las instalaciones navales para exigir que les devolvieran armas que semanas atrás les fueron aseguradas en operativos federales.

El grupo que se movilizó el viernes en La Placita estuvo conformado por unos 150 integrantes, quienes arribaron en camionetas y automóviles, con los cuales tendieron un cerco alrededor de las instalaciones navales sin que se produjera algún incidente.

A pesar de la presión que ejercieron, los civiles se retiraron del lugar sin que les devolvieran las amaras que reclamaban, luego de que las partes dialogaron y arribaron a un acuerdo.

Según lo pactado, en los próximos días se integrará un padrón con las identidades plenamente corroboradas de cada una de las personas que afirman haber sido despojadas de las armas que dicen poseer para defenderse de los criminales. (Francisco García Davish/Michoacán)


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]