Marinos abaten a 8 sicarios en Reynosa

Elementos de Fuerzas Tamaulipas realizan una inspección sorpresa en penal de Matamoros.
El activista Javier Sicilia.
El activista Javier Sicilia. (Jorge González)

México

Elementos de la Marina abatieron a ocho delincuentes en Reynosa, Tamaulipas, en lo que fue otra jornada violenta.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que la movilización de los cuerpos de seguridad federal y estatal se originó alrededor de las 13:05 horas.

Detalló que todo comenzó con el reporte de diversos ataques en la ciudad por parte de integrantes de la delincuencia organizada contra elemento de las fuerzas federales.

Ante esta situación, los agentes que integran el Grupo de Coordinación Tamaulipas comenzaron se unieron a la búsqueda de los agresores, localizando a un grupo de sicarios que se trasladaba a bordo de una camioneta Grand Cherokee, color blanco, a la altura de la colonia Granjas Económicas del Norte.

Con apoyo de un helicóptero, los marinos les marcaron el alto, pero los civiles armados no obedecieron la indicación, por lo que se inició una persecución que concluyó en las calles Sexta y Séptima de esa misma colonia.

Los delincuentes atacaron a los uniformados con armas de fuego, por lo que los militares repelieron la agresión y abatieron a ocho criminales, quienes hasta el momento no han sido identificados.

En tanto, elementos de Fuerza Tamaulipas realizaron una inspección sorpresa al interior del Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes) del municipio de Matamoros, decomisando mariguana, armas punzocortantes, herramientas y televisiones, entre otros artículos prohibidos.

Los cárteles, hidras

Ayer, cuatro personas fueron asesinadas en Morelos, según el conteo de levantamientos de cadáveres de la Fiscalía General del estado.

En ese sentido, el fundador del Movimiento por la Paz y Justicia con Dignidad, Javier Sicilia, aseguró que no habrá manera de acabar con las células criminales de la delincuencia organizada de la forma en que se combaten, porque los cárteles "son como hidras", que se le corta una cabeza y salen otras más, mientras el número de víctimas inocentes crece en México.