Marinos y policías abaten a jefe de sicarios de "La Tuta"

Murió junto con Emilio Corona, un supuesto cómplice, en un enfrentamiento el viernes pasado en Tumbiscatío, informa el comisionado Alfredo Castillo.
El procurador José Martín Godoy, el comisionado Alfredo Castillo y el titular de la SSP, Carlos Castellanos.
El procurador José Martín Godoy, el comisionado Alfredo Castillo y el titular de la SSP, Carlos Castellanos. (Quadratín)

Morelia

José Julio Mendoza, El Parotas, quien formaba parte del primer círculo de protección de Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder máximo del cártel de Los caballeros templarios, fue abatido por elementos de la Secretaría de Marina y de la policía estatal en el municipio de Tumbiscatío.

Así lo dio a conocer Alfredo Castillo, comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Económico de Michoacán, quien precisó que las fuerzas de seguridad se enfrentaron el viernes pasado a sujetos armados en la comunidad de Panzacola, donde fueron abatidos Mendoza y un acompañante.

Indicó que El Parotas, de 36 años, había sido rescatado del Centro de Reinserción Social de Apatzingán en 2004, donde cumplía una condena por homicidio calificado.

Hasta el pasado viernes era del primer círculo de Servando Gómez, al igual que el otro hombre abatido, identificado como  Emilio Corona, de 27 años.

“El 4 de enero de 2014, luego de que fue liberado, Mendoza junto con varios internos, se sumó a la organización de Nazario Moreno hasta llegar a ser jefe de sicarios de La Tuta.

“También se tiene conocimiento que en octubre de 2012, junto con un número no determinado de personas, se enfrentó a elementos de las fuerzas armadas y logró escapar al utilizar armas de uso exclusivo del Ejército”, abundó el funcionario.

Refirió que a los abatidos les confiscaron tres armas largas, dos lanzagranadas, una granada de mano, una pistola y cargadores, lo cual fue puesto a disposición de la autoridad competente, mientras que el artefacto explosivo fue desactivado por personal de la Secretaría de la Defensa Nacional.

De acuerdo con información del gobierno mexicano, El Parotas era cobrador de cuotas a empresarios mineros.

Reveló que aún falta por capturar a dos personas catalogadas como objetivos principales de esta organización: El Cenizo y El Quinientos.

Resaltó que la procuraduría de Michoacán, en coordinación con dependencias estatales y federales, han logrado la captura de 12 líderes templarios, pero en estados como Baja California, Jalisco, Nayarit, Querétaro, Distrito Federal y Estado de México, donde pretendían refugiarse para evitar las acciones de la ley.

INDEFENSIÓN

Mientras, Silvano Aureoles, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, afirmó que  los  periodistas en Michoacán se encuentran en un estado de indefensión, pues sus publicaciones pueden meterlos en problemas al molestar lo mismo a las autoridades municipales que a la delincuencia organizada.

El legislador se reunió ayer con una veintena de representantes de medios de comunicación de aquella entidad, quienes le solicitaron intervenir para que el gobierno local pague la deuda que tiene con ellos por concepto de difusión y que se mejoren las condiciones de seguridad para el desarrollo de su profesión.

Aureoles puntualizó que en esa entidad los periodistas se encuentran en una indefensión muy grave. “Por un lado, con problemas cuando escriben algo que a la autoridad  no le gusta y más en el ámbito de los municipios, donde sienten  que nadie debe de tocarlos.

Y por otra parte, se encuentran “los grupos delincuenciales a quienes no les gusta que nadie diga nada”, agregó.   (Con información de: Daniel Venegas y Fernando Damián)

:CLAVES

CAEN SEIS EN EDOMEX

Damián Canales, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Estado de México, anunció que en un operativo realizado en el municipio de Tejupilco fueron detenidos seis presuntos criminales originarios de Michoacán.

En un comunicado explicó que entre los capturados está Romualdo Pérez Almazán, de 36 años, mano derecha de Blas Bulmaro Salazar, El Negro Bulmaro, integrantes de la misma organización delictiva.

Los demás detenidos son Juan Carlos Aguirre Núñez, de 28 años; Noé González Santos, de 26; Camilo Roberto López, de 47; Eutiquio Secundino Martínez, de 34, y Guillermo N., de 17.