Marina lidera estrategia contra 'narco' y subversión

La Unidad de Inteligencia Naval reunió datos de Sedena, Gobernación, CNS, PGR, Hacienda y Pemex para cumplir dicho propósito, según el primer informe de labores de la dependencia.

México

La Secretaría de Marina no solo se encarga de realizar los análisis para ejecutar operativos de alto impacto contra el narcotráfico, también atiende problemas de subversión y seguridad pública, información que entrega al presidente Enrique Peña Nieto para colaborar en la toma de decisiones.

En el primer informe de labores, el instituto castrense mencionó que la Unidad de Inteligencia Naval (UIN) tiene la misión de generar la información estratégica, operacional, táctica y de enlace con otros órganos de inteligencia nacional y extranjeros.

Con el fin de complementar y enriquecer los trabajos de inteligencia que elabora, la UIN coordinó del 1 de diciembre de 2012 al 31 agosto del presente año el intercambio de información con las áreas de inteligencia de la secretarías de la Defensa, de Gobernación, de Hacienda, la Comisión Nacional de Seguridad, la PGR y Pemex.

En ese periodo “elaboró trabajos de inteligencia marítimos, (contra el) narcotráfico, seguridad pública, subversión y campos del poder, empleando como insumos información generada en los mandos navales y otras dependencias de los tres niveles de gobierno; dichos productos se remitieron al alto mando para coadyuvar a la toma de decisiones”, puntualizó.

Actualmente la Marina es la encargada de coordinar las operaciones de alto impacto en el país y en los últimos nueves meses reportó 10 mil 485 operativos contra el crimen organizado.

De las actividades realizadas del 1 de diciembre de 2012 al 30 de agosto pasado —en coordinación con otras dependencias— destacan 10 mil 435 acciones, entre operativos y cateos, en las que se detuvo a 11 mil 477 personas.

La Unidad de Inteligencia Naval colabora con analistas integrados a las operaciones de alto impacto contra de la delincuencia organizada en Veracruz, Michoacán, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, San Luis Potosí y Tamaulipas.

También participa con el Grupo Interinstitucional para Seguimiento de Acuerdos, “estableciendo mecanismos que resuelven puntualmente las peticiones, metas y líneas de acción generadas en las reuniones regionales del gabinete de seguridad nacional”, así como en las reuniones de los grupos de coordinación estatales.

Centro regional

A raíz de la división del país en cinco regiones operativas para enfrentar los problemas de seguridad y para el combate a la delincuencia organizada, se creó el Centro Regional de Fusión de Inteligencia del Sureste, que tendrá como objetivo recolectar y analizar información para la generación de inteligencia que permita combatir al hampa.

De igual manera se abrieron tres Centros Regionales de Inteligencia Naval en las regiones navales para desarrollar actividades que apoyen a la toma de decisiones.

Con ello se busca hacer frente a amenazas y grupos antagónicos que pongan en riesgo la seguridad nacional y el estado de derecho de cada jurisdicción, sobretodo en el ámbito marítimo.

La Unidad de Inteligencia Naval realizó mil 412 evaluaciones de control de confianza de personal naval y civil, de los cuales 95.2 por ciento fueron evaluaciones periódicas y 4.8 por ciento evaluaciones específicas.

“De las evaluaciones periódicas, 72.7 por ciento cubrieron el perfil para desempeñarse en áreas blancas, cursos y comisiones especiales, mientras el otro 22.5 por ciento del personal evaluado no cubrió el perfil.

“De las evaluaciones específicas, 4.08 por ciento cubrió el perfil y al otro 0.72 por ciento se le inició procedimiento disciplinario o judicial. El 1.77 por ciento fueron evaluaciones realizadas al personal de seguridad institucional de las salas regionales del tribunal electoral del Poder Judicial de la Federación, de los cuales 1.7 por ciento cubrió el perfil y 0.1 por ciento no”, enfatizó el instituto armado en su reporte.