Marcha por la paz acude a Congreso itinerante

Los manifestantes presentaron una carta con varias peticiones, dentro de las cuales se destacó la cancelación definitiva de las fiestas de abril.

Tampico

Alrededor de cien manifestantes arribaron al Centro de Convenciones y Exposiciones de Tampico para entregar su petición al Congreso del estado por la inseguridad que se vive en la zona sur.

En estos momentos los manifestantes entraron al salón donde hace unos minutos sesionaban los diputados que abandonaron la sala, cuando estos llegaron, hecho que causó el disgusto y reclamo de los participantes de la marcha.

El diputado panista Francisco Salazar es quien está atendiendo a los integrantes de la marcha, pero ellos reclaman la presencia de la diputada local Olga Sosa, quien les prometió que una comisión les recibiría sus peticiones.

Alrededor de 500 ciudadanos "estallaron" en protesta y reclamo en contra de los integrantes de la LXII legislatura a quienes exigieron demandar a los gobiernos estatal y federal una estrategia clara que acabe de una vez por todas con la inseguridad que afecta la zona sur de la entidad.

Los ciudadanos obligaron a unos 10 diputados a que regresaran al salón donde sesionaban para entregarles una carta con varias peticiones entre las que destaca la cancelación definitiva de las fiestas de abril.

Visiblemente nerviosos, los congresistas tomaron el megáfono para intentar suavizar la protesta, lo que no lograron, hasta que el perredista Jorge Valdez les prometió que obligarán al secretario de Seguridad Pública, Antonio Gutiérrez a darles la cara.

Los manifestantes solicitaron a los diputados por Tampico, Olga Sosa y Eduardo Hernández, que les presentaran sus propuestas en materia de seguridad y que fijaran una fecha límite para resolver las demandas que hace algunos momentos fueron firmadas de recibido por integrantes de la junta de conciliación política,

Este grupo de ciudadanos encabezados por Eduardo Cantú también levantó la voz para reclamar la presencia del coordinador del Congreso Ramiro Ramos, quien abandonó el recinto minutos antes de que os manifestantes arribaran y no regreso.