Mantienen cerrada la carretera Ozumba-Juchitepec

Pobladores de Cujingo se apostaron sobre la vía y piden a las autoridades solución ante los secuestros que se han registrado en la localidad.

Juchitepec

Armados con viejas escopetas, machetes y palos, unos 600 pobladores se apostaron sobre la carretera Ozumba-Juchitepec y la mantienen cerrada desde anoche, luego de buscar por campos agrícolas, cerros y parajes solitarios a una joven estudiante de 25 años de edad que, aseguran, fue secuestrada ayer.

De acuerdo con reportes policiacos, los vecinos aseguraron que con este rapto, suman cinco en lo que va del año, todos contra jóvenes de la comunidad, y que las autoridades no han hecho caso de la situación.

Se informó que desde ayer, unos mil 500 residentes de la delegación de Cuijingo bloquearon los accesos a ese poblado luego de que fueron llamados con el sonar de las campanas para que los habitantes de esa región se reunieran en el centro de la delegación para bloquear la carretera Ozumba-Cocotitlán e iniciaron la quema de llantas para prohibir el paso.

También han impedido la llegada de elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y del Ejército Mexicano, ya que en ese municipio se estableció la Base de Operaciones Mixtas (BOM), por lo que argumentan que esto no ha servido para nada porque la inseguridad sigue a la alza y sobre todo los secuestros.

Los inconformes decidieron armarse y salir a la caza de los presuntos secuestradores. Se apoyaron con 50 camionetas y realizaron diversos recorridos durante toda la noche sin localizar a los plagiarios ni a su víctima, cuya identidad se ha mantenido en reserva.