Mandos de Topo Chico, “autores” de la matanza

Junto con un custodio son señalados de homicidio calificado, abuso de autoridad, tráfico de droga, cobro de piso y privilegios en diversas celdas; la defensa alega anomalías y abusos.
El fiscal Roberto Flores en conferencia de prensa reveló el nombre de los funcionarios acusados.
El fiscal Roberto Flores en conferencia de prensa reveló el nombre de los funcionarios acusados. (Roberto Alanís)

Monterrey

Al llevar a cabo este sábado audiencias en diferentes lapsos, Gregoria Salazar Robles, directora del penal del Topo Chico, Jesús Fernando Domínguez Jaramillo, subcomisario de la Agencia de Administración de Seguridad Pública, y José Reyes Aguilar Hernández, custodio, fueron acusados de ser los autores materiales de la muerte de los 49 reos.

Roberto Flores Treviño, procurador de Nuevo León, dio a conocer que fueron identificados cinco fallecidos más.

El fiscal del Ministerio Público, Carlos Cruz de Hoyos, argumentó que el día de la riña los reos utilizaron bates y varillas; se detectó la falta de candados, así como reos fuera de sus celdas en horarios no permitidos, lo cual hace responsables a los mandos y al custodio "autores materiales" de la masacre.

Desde el pasado viernes los funcionarios habían sido acusados de homicidio calificado y abuso de autoridad dentro de la carpeta judicial 654-2016. Ayer también fueron señalados por tráfico de droga, cobro de piso y privilegios en diversas celdas.

Los abogados de la directora y el comisario acusaron al Ministerio Público de haber aplicado mal los protocolos de la orden de aprehensión, al haberlos detenido a destiempo y violar sus derechos, ya que una vez ocurridos los hechos fueron víctimas de detención prolongada.

Reprocharon que los mandos y el celador permanecieron retenidos, incomunicados y constantemente vigilados por agentes ministeriales, desde las 15:00 horas del jueves hasta las 13:00 horas del viernes, cuando les notificaron las órdenes de captura.

El juez de control ordenó que Salazar y Domínguez fueran trasladados al Cuartel Alamey del municipio de Monterrey para una mayor seguridad, ya que desde el viernes se encontraban recluidos en el penal del Topo Chico. En tanto, Hernández Aguilar deberá permanecer en el área de observación de ese centro de reclusión.

La autoridad judicial fijó los días miércoles y jueves de la próxima semana para celebrar las audiencias en las que resolverá la situación jurídica de los inculpados.

En conferencia de prensa, el procurador Flores Treviño explicó que mediante análisis de un laboratorio genético se pudo identificar los cuerpos de Morgan Jesús Rosales Villeda, José Juan Salazar Leija y Angelino Sánchez Jaramillo, quienes fueron calcinados durante el enfrentamiento del jueves pasado.

Además, mediante una prueba dactilar fue identificado Ricardo de Jesús Espinosa Beltrán; mientras que familiares detectaron por tatuajes a Roberto de Jesús Martínez Govea.

El funcionario explicó que estos dos últimos formaban el grupo de los cuatro reos que no estaban registrados, lo cual ya forma parte de una investigación.

Respecto a la escena de los hechos, Roberto Flores reconoció que los reclusos no cumplieron las normativas de sus horarios al interior de sus celdas.

Destacó que al frente del penal se quedó Antonio Caballero, quien anteriormente laboró como comisario.

Adelantó que existen siete carpetas más de casos imputables en la muerte de los 49 reos.

Resaltó que incrementaron el número de elementos policiacos en los penales de Cadereyta y Apodaca para evitar más riñas entre grupos delictivos.

Flores Treviño señaló que Domínguez Jaramillo nunca fue recontratado por la administración de Jaime Rodríguez Calderón, ya que nunca dejó de laborar en el penal de Topo Chico.

Aclaró que el funcionario se encontraba en la anterior administración como comisario del penal y ahora pasó a ser subcomisario.

"Nunca se le recontrató. Él tenía derechos y no fue despedido. No presentó renuncia y simple y sencillamente se quedó como subcomisario.

"Cuando entró el doctor Antonio Caballero en cuestiones administrativas, como no presentó su renuncia Domínguez Jaramillo se quedó como subcomisario", reiteró.