Mando único fortalecerá lucha ‘anticrimen’: Rubido

En el foro de seguridad en la Cámara de Diputados, Isabel Miranda consideró que la corrupción es “la madre de todos los males”.
Alejandro Martí saluda al comisionado Monte Alejandro Rubido.
Alejandro Martí saluda al comisionado Monte Alejandro Rubido. (Mónica González)

México

El comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, señaló que es necesario adaptarse con mayor celeridad a la forma en la que opera la delincuencia organizada y al refrendar su apoyo a la propuesta del Ejecutivo de crear 32 mandos policiacos únicos estatales, señaló que hoy en día en materia de combate al crimen “no podemos estar satisfechos con las condiciones en que se está dando atención a este tema”.

Dijo estar convencido de que “tenemos que irnos adecuando con la mayor celeridad a las condiciones en que está avanzando la delincuencia, no solo en nuestro país, sino en el mundo. Aquello que hace 20años parecía que podía ser la alternativa, hoy la realidad, que es muy terca, nos muestra que no vamos necesariamente en el camino correcto”.

Dijo además que la propuesta del Ejecutivo “plantea, con el mando único, políticas y acciones integrales que van a fortalecer capacidades en materia de seguridad, sobre todo en el ámbito local”.

Al participar en el Foro Internacional de Seguridad Pública, realizado en la Cámara de Diputados, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Jorge Carlos Hurtado, consideró necesario dar pasos fundamentales en lo que se refiere a la actuación de las policías y “no tenerle tanto miedo a los cambios”.

Señaló que la iniciativa presidencial no implica solo un cambio de mando, sino una transformación integral de las policías.

El senador perredista Alejandro Encinas opinó que el gobierno federal pretende obtener facultades extraordinarias por encima de los  municipios con su propuesta de intervenir cuando haya evidencias de relación entre éstos con el crimen organizado. Señaló que basta con eliminar el fuero a los servidores públicos que cometen delitos graves.

Ayer, durante el segundo día de ponencias del foro, Alejandro Martí, dirigente de México SOS, afirmó que en materia de seguridad “las instituciones están operando sobre bases de impunidad, sobre todo porque los órganos y medios de control están mal diseñados y todavía no hemos encontrado que sean verdaderamente democráticos y funcionales”.

La presidenta de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, dijo que la corrupción “es la madre de todos los males, porque es un cáncer que nos ha carcomido y ha llevado a que la delincuencia organizada se apodere de municipios y estados”.

Señaló que México no puede estarse reinventado cada tres o seis años en seguridad, y que si no se cuenta con policías capacitados, “indudablemente que vamos a tener problemas muy graves”.

Carlos Cruz Santiago, de Cauce Ciudadano, consideró que de nada sirve la prevención social si no hay un combate frontal a la corrupción política.

El titular de Insyde México, Ernesto López Portillo, se manifestó por un proyecto policial digno, con educación y seguridad social.

María de los Ángeles Fromow, titular de la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal, consideró necesario reconstruir la imagen de los policías y dignificar su papel ante la sociedad.

María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, opinó que para lograr una policía confiable se requiere fortalecer el proceso control de confianza de sus integrantes, y diferenciarlas según la corporación de que se trate.