Mamá y abuela vendieron a bebé; las mandan a prisión

Las dos mujeres fueron consignadas ante un juez por los delitos de tráfico de menores y falsedad de declaraciones, informó la Fiscalía General del Estado que sigue indagatorias.
A estas dos mujeres se les busca por ser las presuntas compradoras.
A estas dos mujeres se les busca por ser las presuntas compradoras. (Cortesía)

Guadalajara

La bebé de dos meses de nacida, por la que se activó la Alerta Amber el miércoles pasado, fue vendida por su propia madre y abuela, las cuales ya se encuentran en Puente Grande, informó la Fiscalía General del Estado.

Beatriz, la pequeña, fue localizada la noche del miércoles abandonada en un lote baldío situado en el cruce de las calles Américo Vespucio y Faja de Oro, en la colonia 18 de Marzo, en Guadalajara.

Los vecinos escucharon el llanto y avisaron a policías así como paramédicos tapatíos, quienes atendieron a la bebé a la cual reportaron en buen estado de salud.

La menor había sido reportada como desaparecida desde el pasado 24 de febrero por su mamá, Xóchitl Yanahiri Sevillano Mejía, de 19 años, y su abuela, Leticia Mejía Palafox, de 44 años; ambas vecinas de la colonia El Rehilete, en Zapopan.

Ambas mujeres acudieron el pasado 2 de marzo ante el agente del Ministerio Público y declararon que dos mujeres, una de las cuales está identificada como Marisol,  les habían robado a la menor cuando acudían a un registro civil.

Narraron que las presuntas ladronas, quienes viajaban en un vehículo en color azul de reciente modelo, las amagaron con un arma de fuego para que entregaran a la pequeña.

En las indagatorias y posteriores versiones que dieron ambas mujeres se contradijeron sobre lo ocurrido, por lo que terminaron reconociendo que vendieron a Beatriz a cambio de dos cheques, cuyos montos no se dieron a conocer.

Sin embargo, los documentos eran falsos y no los pudieron cobrar, por lo que reclamaron a Marisol, quien les dijo que iría con ellas para cobrarlos, pero ya nunca se presentó.

Debido a esto, tanto la mamá como la abuela de la recién nacida acudieron a las autoridades, pero terminaron detenidas y fueron consignadas al Juzgado Décimo Quinto de lo Penal por los delitos de tráfico de menores y falsedad de declaraciones.  

La madre de la menor reconoció a la pequeña como su hija; sin embargo, el ministerio público ordenó que se practicaran exámenes de ADN para certificar el parentesco entre ambas.  Beatriz fue trasladada a un albergue.

La Fiscalía estatal informó que las indagatorias continúan para localizar a las mujeres señaladas de comprar y luego  abandonar a la niña.