Maestro muere acuchillado después de impedir pelea

Los hechos ocurrieron afuera de un expendio de cerveza en el ejido Coyote del municipio de Matamoros. Jesús Sánchez Veliz de 53 años fue apuñalado 9 veces.
Dejó de existir en el hospital.
Dejó de existir en el hospital. (Especial )

Matamoros

Un maestro del ejido Coyote perteneciente a Matamoros, Coahuila, perdió la vida en un hospital luego de que fuera apuñalado por menores de edad la madrugada de ayer.

Los hechos se dieron a las 2:30 horas del domingo, cuando el maestro Jesús Sánchez Veliz de 53 años, al ver una riña campal en un expendio de cerveza en donde tres menores de edad estaban implicados, intentó detenerla. Al lograr el cometido, el profesor se retiró del sitio caminando.

Metros más adelante, los tres menores involucrados en la riña abordaron a Jesús y lo lesionaron en nueve ocasiones con arma blanca en el tórax.

Sánchez Veliz quedó malherido en el lugar y fue llevado al Hospital General de Francisco I. Madero para recibir atención médica pero desafortunadamente falleció tiempo después.

De este hecho se reportó una persona más lesionada, está identificado y Voceros informaron que cuenta con 43 años de edad, se desconoce su participación en los hechos, sólo se dio a conocer que aún permanece internado en un Hospital de la Comarca Lagunera.

AUTORIDADES

Inmediatamente, Policías que hacían guerdia en el Hospital notificaron del hecho a personal de la Policía Investigadora y la agencia Investigadora del Ministerio Público, adscrita a la Delegación Laguna II de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila (PGJE), quienes dieron fe legal de los hechos.

Según el reporte de las autoridades ministeriales, el hoy occiso tenía nueve heridas producidas por arma blanca en el pecho, mientras que un golpe en la frente. Asimismo, fue identificado por sus familiares y su oficio era el de maestro.

En cuanto a los hechos que ocasionaron su deceso, se presume que Sánchez Veliz había intentado detener una riña en un depósito de cerveza del ejido Coyote, posteriormente lo siguieron tres adolescentes de entre 15 y 16 años y lo atacaron.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) con sede en el Municipio de San Pedro, donde se le realizó la necropsia de ley para precisar las causas de su deceso.