Mujer va a la cárcel por quemar manos a su hijo

Erika Cristina de 22 años de edad con domicilio en la colonia Francisco Zarco, castigó al pequeño de 6 años por romper unos huevos y tomar unas monedas. La abuela denunció los hechos.
Ericka y Juan Antonio se encuentran en prisión preventiva la cual se cumple en el Cereso.
Ericka y Juan Antonio se encuentran en prisión preventiva la cual se cumple en el Cereso. (Milenio Digital)

Gómez Palacio, Durango

Un pequeño de seis años de edad, tuvo que ser trasladado a recibir atención médica y se encuentra bajo cuidados del DIF, luego de que su madre le quemara sus manos al ponerlas en la estufa.

Su padre, de nombre Juan Antonio de 35 años, se percató de los hechos y no hizo nada por rescatar a su hijo.

La mujer trataba de enseñarle una lección tras haber tomado el pequeño dinero que no era suyo y romper unos huevos de la despensa de casa.

Erika Cristina de 22 años de edad y con domicilio en la colonia Francisco Zarco, se encuentra recluida en el Centro de Reinserción Social (Cereso) número uno en la capital del estado de Durango, tras ser vinculada a proceso por las lesiones que presenta el menor.

De acuerdo a la denuncia con la que cuenta el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), fue la abuelita paterna del menor, quien dio a conocer los hechos en el área jurídica del DIF y fue el personal quien acudió ante el personal de la Vicefiscalía Región Laguna, a interponer la denuncia debida.

Tras relatar los hechos ante el agente del Ministerio Público al frente de la mesa de Delitos Sexuales y Contra la Familia, se solicitó ante un Juez de Control, una orden de aprehensión en contra de Ericka, la madre del menor, la misma orden que fue cumplimentada por los agentes de la Dirección Estatal de Investigación (DEI).

En la denuncia se especifica que los hechos ocurrieron en la casa del menor en la colonia Francisco Zarco, cuando al pequeño de seis años se le cayeron unos huevos que su madre le había pedido y al darse cuenta de ello Ericka, quien salió de bañarse, se enfureció.

La abuela del pequeño notó las lesiones de su nieto y al cuestionarle le platicó lo sucedido.

Además se dio cuenta de que su hijo había tomado unas monedas de cambio y a manera de regaño y para que aprendiera la lección de no llevarse dinero que no era suyo, decidió tomarlo por sus manos y colocarlas en los quemadores de la estufa, hasta lesionar a su hijo.

Su padre, de nombre Juan Antonio de 35 años, se percató de los hechos y no hizo nada por rescatar a su hijo, por lo que también fue vinculado a proceso por omisión de cuidados.

La abuela del pequeño notó las lesiones de su nieto y al cuestionarle le platicó lo sucedido, por lo que no tardó en acudir ante las instancias debidas y pedir apoyo por los hechos antes descritos.

Ericka y Juan Antonio se encuentran en prisión preventiva la cual se cumple en el Cereso y será hasta el próximo 17 de mayo de presente año, que se termine el plazo para el cierre de la investigación por parte del Ministerio Público y así continuar con el proceso legal por estos hechos.