MP debe revisar acta de empresa ‘fantasma’, opinan

Así se determinaría si hubo suplantación de identidad en documento que avala creación de compañía con la que se compraron inmuebles para ‘El Z42’, dice ex director del Archivo General de Notarías.
Detalle de sellos de aseguramiento impuestos a una de las propiedades atribuidas a Omar Treviño Morales.
Detalle de sellos de aseguramiento impuestos a una de las propiedades atribuidas a Omar Treviño Morales. (Marilú Oviedo/Archivo)

Monterrey

Tras aclarar que si un notario o un corredor públicos cometen un delito podrían perder su patente o registro, para verificar si hubo o no robo de identidad para elaborar el acta constitutiva de la empresa Lexir, con la que se compraron inmuebles para el presunto delincuente Omar Treviño Morales, El Z42, se requerirá de una investigación por parte del Ministerio Público, consideró Tomás Díaz Argüello.

El ex director del Archivo General de Notarías del Estado no descartó que un fedatario, en este caso una corredora pública, se pudiera prestar a anomalías, y expresó que con relación a los integrantes de la sociedad que se quejan no formar parte de la empresa Lexir hay tres opciones: Una, que pudieron haber sido llevados con engaños a firmar; dos, que lo hicieron de manera consciente, o tres, que les robaron su identidad.

Comentó que ante ello es necesaria la participación del Ministerio público, para aportar a un perito calígrafo que pueda decir si las firmas son originales o no.

 “Es posible eso, hay notarios mañosos que se prestan a eso o a veces con engaños llevan a firmar. Puede ser que sea la firma de la persona y que la persona haya sido engañada en cuanto a que no sabía el acto jurídico en el que estaba participando, o simplemente lo pusieron como un prestanombres.

“La otra es verificar, pero ahí tendría que ser con una prueba caligráfica, cotejar que en el original fuera la firma del señor, eso antes de comprobarlo (la firma de la credencial) del IFE contra la escritura constitutiva, el folio notarial donde viene la firma, ahí pueden verificar si es la firma o no, ésa puede ser la manera de demostrar que no es de ellos. La segunda es que ellos no sabían, no estaban enterados de nada de eso”, explicó.

La semana pasada fue detenido el presunto capo del grupo de los Zetas y le fueron incautadas inicialmente tres residencias, dos en San Pedro y una en Monterrey, que fueron adquiridas a través de la empresa Desarrollo Comercial Lexir SA de CV, donde aparecen como socias Virginia Luna Aguilar e Irene Rodríguez Carvente, ambas de la tercera edad y de escasos recursos.

Hace unos días, la candidata del PAN al distrito 24, Eva Margarita Gómez Tamez, reconoció haber dado su aval como corredora pública a la empresa Desarrollo Comercial Lexir, SA de CV, al asegurar que cumplía con los requisitos que marca la Ley de Sociedades Mercantiles y el Código Fiscal.

Sin embargo, algunos de los supuestos socios, como Virginia Luna e Irene Rodríguez, dijeron que no estaban enteradas de esa empresa.

“Ella al dar fe pública, quiere decir que sí fueron, y ellos dicen que no, aquí sería una autoridad judicial la que tendría que decir si es o no; o sea, tendría que ser una acción de por medio de demandar o algo; las personas afectadas decir: yo no fui, y demostrar en juicio que esa no es su firma, y si no es su firma, en materia notarial es pérdida de la patente, en cuestión de la correduría debe de haber eso y la comisión de un delito también”, declaró.

Mencionó que entre los requisitos para conformar la escritura para la constitución de una empresa es que los interesados envíen al menos tres nombres de la compañía que desean formar al Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) para revisar si no existen esos nombres y de no ser así, asignárselos.

Posteriormente, cubrir un trámite ante la Secretaría de Relaciones Exteriores para constatar que no hay extranjeros en dicha sociedad.

Luego hay que explicar ante el notario o corredor público el objetivo social de la empresa, si será un consejo de administración o un administrador único, además de quiénes serán los apoderados.

“Ya cuando ante el notario tienen todo eso, hacen la escritura y obviamente tienen que ir ante notario, dar lectura a la escritura y firmar todos los socios. El notario está obligado a que se identifique cada uno de ellos con su credencial del IFE o pasaporte.

“Es delicadísimo no verificar el notario que alguien más firme, haz de cuenta que la característica principal del notario (o corredor) es la fe pública que está haciendo. Es muy usual que ante el exceso de chamba que hay de los notarios, sea un empleado el que recaba las firmas; es imposible, por ejemplo hay notarios que tienen cientos y cientos de escrituras, por ejemplo de Infonavit que estén presentes en cada una de las escrituras viendo que las personas firmen, es por lo general un empleado el que recaba las firmas”, declaró.

Dijo que el corredor también es un fedatario público de carácter mercantil, es decir, cualquier sociedad anónima la puede constituir un corredor, mientras que el notario público puede dar fe de acciones en materia civil y mercantil.

MILENIO Monterrey buscó a la presidenta del Colegio de Corredores Públicos de Nuevo León, Mónica Maldonado, pero no fue localizada en su oficina ni vía telefónica.