Capturan a dos presuntos templarios en Guerrero

La Policía Federal informó sobre la detención de hombres que fungían como operadores en el trasiego de la droga a Estados Unidos; los agentes les aseguraron armas y droga.
Los detenidos son Marcos Porfirio Navarro Peñaloza, de 18 años y Omar Pliego Pineda, de 48 años.
Los detenidos son Marcos Porfirio Navarro Peñaloza, de 18 años y Omar Pliego Pineda, de 48 años.

Acapulco, Gro.

Dos presuntos integrantes de la organización criminal Los Caballeros Templarios fueron detenidos acusados de los delitos de delincuencia organizada, privación de la libertad en su modalidad de secuestro, extorsión, acopio de armas y contra la salud, informó la Policía Federal.

Los detenidos son Marcos Porfirio Navarro Peñaloza, de 18 años y Omar Pliego Pineda, de 48 años, ambos originarios de Michoacán, según un comunicado oficial de la dependencia.

De acuerdo con información recabada, los dos detenidos fungían dentro de la organización criminal como operadores en el trasiego de la droga a Estados Unidos.

Los dos detenidos son gente de confianza del jefe de plaza de los templarios en la zona de Tierra Caliente, en Guerrero, Salvador Navarro Peñaloza, "El Zarco".

Marcos es señalado como hermano de "El Zarco", mientras que Omar, de la comunidad de "Paso de Arena", en el municipio de Coyuca de Catalán, Guerrero, desempeñaba diversas actividades en la organización delictiva.

A los detenidos se les decomisó un arma de fuego calibre 38 súper de la marca Colts, un cargador y siete cartuchos útiles, tres cargadores, además un arma de fuego calibre 45, un cargador y 25 cartuchos útiles calibre 45.

También dos cargadores con veinte cartuchos útiles para pistola calibre 38 especial; dos bolsita de plástico transparente con cocaína y una más con mariguana.

Además, una granada y 92 cartuchos útiles calibre 7.62; 50 cartuchos útiles calibre 38 súper y una báscula electrónica de precisión de la marca Rhino.

La detención de los dos presuntos delincuentes es resultado de las labores de inteligencia e investigación de campo por parte de la Policía Federal, en seguimiento a diversos secuestros ocurridos en la zona de Tierra Caliente, en los límites de los estados de Guerrero y Michoacán.

La Policía Federal identificó el modo de operar de los templarios y ubicó que los presuntos templarios acudían con frecuencia a diversos bailes de la localidad.

También localizó una cabaña en la cual se reunían con frecuencia, logrando así el aseguramiento de los dos miembros de la organización criminal.

Las personas fueron puestas a disposición ante el Agente del Ministerio Público Federal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, quien determinará su situación jurídica.