Vinculan a proceso a ‘Lord Rolls Royce’; seguirá en la cárcel

Emir Garduño Montalvo, mejor conocido como ‘Lord Rolls Royce’, fue vinculado a proceso, por el delito de lesiones por lo que seguirá preso en el penal de Santiaguito en Almoloya de Juárez.
Emir Garduño Montalvo, dueño del Rolls Royce, junto con sus escoltas agredió a un automovilista en Toluca.
Emir Garduño Montalvo, dueño del Rolls Royce, junto con sus escoltas agredió a un automovilista en Toluca. (Especial)

Estado de México

Emir Garduño Montalvo, mejor conocido como ‘Lord Rolls Royce’,  fue vinculado a proceso por el delito de lesiones con el agravante de haberlo realizado con arma de fuego, por lo que seguirá preso en el penal de Santiaguito en Almoloya de Juárez.

Luego de escuchar la resolución, Garduño Montalvo dijo que hay irregularidades en el proceso e insistió en que se trata de una venganza política.

“Voy a demostrar mi inocencia”, dijo, “no soy un criminal, no soy violador, no soy secuestrador, no soy narcotraficante”. 

El empresario exigió a sus abogados que mostraran un video del cateo del 18 de mayo a su domicilio, pues  aseguró que los policías le “quisieron sembrar droga”.

Durante la audiencia, el juez desestimó el peritaje presentado por la defensa al considerar que el permiso para brindar servicios particulares de peritaje venció en el 2004.

Agregó que la defensa insistió en invalidar las pruebas presentadas por el Ministerio Público, quienes habían hecho una mala lectura del certificado emitido por el médico legista y que presuntamente falsea datos, al haber cambiado la declaración inicial de la víctima, Jorge Vera Manzanares.

Por su parte, Jorge Manzanares, el policía federal que fue agredido por el empresario Emir Garduño Montalvo, aseguró que confía en la justicia del Estado de México.
“Creo que debería tener un poquito de vergüenza y no tratar de tapar situaciones que fueron reales, ellos no se pusieron a pensar en mi familia o mis hijos. En lugar de que se queden callados, se ponen a insultar. Directamente Emir Garduño me dijo: ese federal me las va a pagar”, dijo.
Dijo que no quiere llegar a un acuerdo y que tampoco necesita seguridad; sin embargo, admitió que le preocupa la integridad de su hija, Anahí Vera. 

“En el Ministerio Público la insultaron dentro de la propia sala, nos amenazaron, nos dijeron de todo (…) me gritaron que por qué había denunciado”, dijo.