Llamadas por Skype integran evidencia contra Susumo Azano

El empresario mexicano, acusado de realizar donaciones ilícitas a campañas electorales, deberá presentarse este lunes ante la Corte de San Diego
Susumo Azano
(Susumoazano.net)

San Diego

La defensa del empresario mexicano José Susumo Azano ha solicitado a la Corte de San Diego que el gobierno norteamericano dé a conocer "evidencia crítica", necesaria para armar el caso en favor de su cliente, así lo revelan documentos oficiales.

Fiscales federales se oponen y han respondido, por el mismo medio, que ya han presentado "más de lo requerido ante la ley".

Entre la evidencia en contra del empresario, acusado de canalizar cerca de medio millón de dólares a campañas electorales en San Diego, se encuentran datos electrónicos con un peso de 57.7 gigabytes, lo correspondiente a 13 mil 196 archivos, detallan documentos a los que Milenio tuvo acceso.

Llamadas telefónicas, documentos escritos a mano, registros de banco y empresas, más de mil fotografías, órdenes de cateo, actas, reportes del FBI y hasta videos de reuniones y llamadas vía Skype, conforman la evidencia en contra de José Susumo Azano, que será mostrada en tribunales.

La defensa también solicita que la Fiscalía confirme de manera oficial la identidad de informantes que declararon en su contra, a lo que el gobierno ya ha mostrado su oposición, al considerar que no será "relevante o de ayuda".

José Susumo Azano, quien se encuentra bajo arraigo domiciliario en su lujosa residencia en Coronado, tras pagar una fianza de 5 millones de dólares, se declaró no culpable el pasado 20 de febrero por el delito de contribución ilícita a campañas electorales por parte de un ciudadano extranjero.

Para hacer dichas donaciones, el empresario utilizó "prestanombres", quienes utilizaban un comité independiente para favorecer a ciertos candidatos a la alcaldía de San Diego, durante las elecciones primarias de 2012.

Uno de ellos, Marc Alan Chase, firmó un cheque bajo el nombre de South Beach Acquisitions Inc., por 120 mil dólares para la campaña del candidato Bob Filner, quien terminaría ganando la elección, aunque renunció al cargo meses más tarde al verse involucrado en un escándalo de acoso sexual.

Esta es la primera vez que un documento oficial confirma la identidad de alguno de los candidatos electorales que habrían recibido dichas donaciones, aunque no indica que alguno de ellos tuviera conocimiento del origen real del dinero.

Fiscales federales han argumentado ante la Corte que José Susumo Azano habría hecho dichas contribuciones para eventualmente "cobrar los favores" y pedir al que resultara alcalde apoyo para proyectos de desarrollo en San Diego.

La ley federal prohíbe que personas extranjeras hagan cualquier tipo de donación a procesos electorales en Estados Unidos.

El director de Grupo Azano deberá presentarse para su próxima audiencia este lunes ante la Corte Federal de San Diego, donde un juez federal decidirá si el gobierno está obligado a entregarle más evidencia a su defensa, así como revelar oficialmente los nombres de los informantes.

Tres de sus cómplices ya se han presentado ante un juez; uno de ellos, el ex policía Ernesto Encinas, se declaró culpable por conspiración para cometer un delito en contra de los Estados Unidos, así como por hacer declaraciones falsas de impuestos.

Encinas, cuyo objetivo era pedir al nuevo alcalde la destitución del entonces jefe de Policía, William Lansdowne, escuchará su sentencia el próximo 9 de junio.

El "gurú de las campañas" Ravneet Singh y el cabildero Marco Polo Cortés han negado las acusaciones y esperan su próxima audiencia.