Linchan a policía y asesinan a otro que iba al rescate

Ayer se reportaron seis homicidios en dos municipios de Guerrero; en Michoacán otro.
Golpearon con palos y tubos a los agentes de seguridad.
Golpearon con palos y tubos a los agentes de seguridad. (Especial)

Estado de México

Dos policías y un campesino muertos fue el saldo de un enfrentamiento entre elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y habitantes del poblado de San Andrés Tlalámac, del municipio de Atlautla, en el Estado de México.

Más de 150 elementos ingresaron al poblado para rescatar a otros cuatro agentes retenidos por los habitantes que intentaban linchar.

Los hechos ocurrieron ayer por la mañana, luego de que tres hombres y una mujer del agrupamiento Fuerza de Acción y Reacción de la Secretaría de Seguridad Ciudadana entraron a la zona de Atlautla, en las faldas de Popocatépetl, para apoyar a autoridades de Protectora de Bosques del Estado de México, que efectuaban un operativo contra la tala clandestina.

En el paraje conocido como El Tejocote, los agentes vieron que un hombre cortaba las ramas de un árbol, por lo que le marcaron el alto; sin embargo, el campesino huyó.

Un oficial disparó contra el campesino, identificado como Israel Balderas Rosales, de 42 años, a quien hirió en la espalda.

Los campesinos del lugar rodearon a los policías, mientras un joven fue a la comunidad a pedir apoyo. Al lugar se trasladaron más de 100 campesinos, quienes desarmaron a los oficiales, los golpearon y trasladaron a la delegación de la comunidad de San Andrés Tlalámac, donde se congregaron más de 500 personas.

El campesino herido fue trasladado por sus familiares a una clínica particular de la comunidad, para después ser trasladado al hospital Valentín Gómez Farías, en el municipio de Amecameca, donde murió.

Los agentes Erwin Ulises Gordillo Moysén, Román Sánchez de la Rosa, José Pérez González y Marcela Aracely Ramírez Díaz, fueron retenidos más de tres horas en las instalaciones de la delegación de San Andrés Tlalámac.

La policía estatal arribó al lugar  y esperó más de media hora hasta recibir la orden de rescatar a sus compañeros.

A las 14:30 horas una mujer gritó que Balderas Rosales ya había muerto, lo que generó la molestia de los habitantes de San Andrés Tlalámac, quienes ingresaron a la delegación para  golpear con palos y tubos a los elementos retenidos.

Ante ello, los elementos de la SSC también ingresaron a la comunidad para rescatar a sus compañeros, por lo que lanzaron gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a la turba.

Los habitantes repelieron la agresión lanzando diversos objetos, principalmente piedras.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de México confirmó la muerte de Gordillo Moysen, jefe de turno del grupo Fuerza de Acción y Reacción, debido a la golpiza que sufrió por parte de los habitantes, así como el deceso de Hugo Martínez Pablo, quien recibió varias pedradas en la cabeza.

La procuraduría mexiquense inició una investigación para esclarecer los hechos, donde también hubo ocho policías lesionados.

En Guerrero, al menos seis hombres fueron asesinados durante la madrugada del martes en los municipios de Chilpancingo y Zumpango; se desconoce la identidad de las víctimas.

En Michoacán, fue hallado  el cadáver de un policía federal en su domicilio, en el municipio de Lázaro Cárdenas.

Presentó señales de tortura y varias heridas de arma blanca. (Con información de: Rogelio Agustín y Francisco García Davish)