Líderes de 'autodefensas' caen en contradicciones

El gobernador Fausto Vallejo confía en que Hipólito Mora sea liberado en breve; autoridades de Michaoacán detienen a un sobrino de Enrique Plancarte y lo acusan de tráfico de órganos.
Beltrán, vocero del Consejo General de Autodefensas.
Beltrán, vocero del Consejo General de Autodefensas. (Héctor Téllez/Archivo)

Michoacán y México

El vocero del Consejo General de Autodefensas de Michoacán, Estanislao Beltrán, informó que no hay distanciamiento ni ruptura con el gobierno federal tras la detención de Hipólito Mora.

Contradijo así las declaraciones de José Manuel Mireles, también líder de los grupos de civiles armados, en el sentido de que el gobierno "traicionó" a las autodefensas michoacanas con la captura de Mora.

Beltrán dijo que mantienen las acciones conjuntas con el gobierno federal en la lucha contra el crimen organizado y renovó su compromiso para legalizar a esos grupos civiles. Hasta ahora ha sido un éxito la búsqueda de la paz para la entidad, señaló.

Insistió en que las declaraciones de José Manuel Mireles del sábado pasado, en las que denuncia una supuesta traición del gobierno, son una "catarsis".

Beltrán, también conocido como Papá Pitufo, aseveró que las declaraciones de Mireles tuvieron la intención de hacer un recuento del movimiento civil y alertar que hay incumplimientos del gobierno federal, aunque eso no significa una ruptura.

"Nosotros no hemos tenido rupturas; al contrario, estamos más unidos y mantenemos una reunión semanal con el comisionado (Alfredo Castillo); estamos muy coordinados", sostuvo.

Beltrán dijo que no habrá una incursión en Morelia, tal como lo han hecho en las zonas rurales donde arriban en caravanas con hombres armados.

También hizo un llamado para que los ciudadanos dejen de pagar cuotas a la delincuencia organizada y no se presten a ser parte de las extorsiones.

Estanislao Beltrán consideró que la prueba irrebatible de que los grupos de autodefensa eran necesarios es que recuperaron el terreno controlado varios años por el cártel de Los caballeros templarios.

Así ocurrió, dijo, en las últimas nueve poblaciones en las que han incursionado los civiles armados, donde no se disparó ninguna bala ni se registró algún enfrentamiento.

Las acciones de los grupos de autodefensa se dan a 40 kilómetros de la capital michoacana, en el municipio de Pátzcuaro; sin embargo, Beltrán descartó una incursión en Morelia.

Por separado, el gobernador Fausto Vallejo confió en que Hipólito Mora pueda salir libre del Centro de Readaptación Mil Cumbres, siempre que demuestre su inocencia, y recordó que el próximo miércoles vence el plazo legal que tiene el líder para conocer su situación jurídica.

"Hago votos para que salga libre", dijo el mandatario, luego de asistir a la Facultad de Medicina de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, donde entregó obras.

Sobre la situación de seguridad en el estado, Fausto Vallejo aseguró que han sido detenidos más de 700 delincuentes luego de la llegada de la Federación.

Expuso que la seguridad marcha bien y que la Tierra Caliente se encuentra en calma; no obstante, aseguró que hay problemas en otros municipios, donde se ha detectado que continúan el cobro de piso y la extorsión.

Capturan a capo

La Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán detuvo a un sobrino de Enrique Plancarte, líder de Los caballeros templarios, por su presunta responsabilidad de encabezar una célula dedicada supuestamente al robo de menores y al tráfico de órganos.

Carlos Hugo Castellanos, titular de dicha dependencia, informó que la detención de Manuel Plancarte se realizó el pasado 7 de marzo en el municipio de Tarímbaro.

Reiteró que hay varias averiguaciones previas que lo señalan como parte de un grupo delincuencial dedicado al tráfico de órganos.

En conferencia de prensa, Castellanos señaló que al momento de la detención de Plancarte también fue arrestado Ricardo Morales Torres. A ambos les aseguraron un vehículo con reporte de robo, dinero en efectivo y droga.

"En las declaraciones que existen en varias averiguaciones previas hay señalamientos sobre una red de complicidades de diversos presuntos responsables que se dedicaban a ubicar a personas con ciertas características, dando preferencia a los menores de edad, para posteriormente privarlos de la libertad y trasladaros a casas que eran rentadas, donde contaban con equipo y médicos para extraer sus órganos y venderlos", refirió el titular de la SSP.

Sin precisar el número de víctimas de la banda liderada por Plancarte, el secretario de Seguridad Pública informó que esa red de traficantes operaba en Uruapan y Apatzingán. Anticipó que se realizarán más detenciones, debido a que se trata de una indagatoria que no está concluida.

También reconoció que es "complejo" el esclarecimiento de estos hechos, ya que se tiene que investigar hechos que ocurrieron en años anteriores. "Este delito es relevante, dado el impacto social, pues involucra a menores de edad, que son el sector más sensible de la sociedad", indicó Castellanos.

De acuerdo con el Centro Nacional de Trasplantes, es "científicamente imposible" que en México exista tráfico de órganos, debido a que un procedimiento de esta magnitud requiere infraestructura hospitalaria adecuada y especialistas entrenados.

El organismo señaló que también son necesarios estudios serológicos que garanticen que un riñón, corazón o córnea no se infectará y habrá rechazo por falta de compatibilidad entre donador y paciente.

Arturo Dib Kuri, director el organismo, dijo que "el tráfico de órganos forma parte de las leyendas urbanas que causan pánico entre la sociedad".