Libres policías de Tepatitlán acusados de abuso sexual

Pasaron siete meses encerrados. Un juez decidió absolverlos por falta de pruebas; está pendiente la situación laboral de uno de ellos

Tepatitlán

Dos policías municipales de Tepatitlán que en mayo de 2014 habían sido acusados de violación equiparada en contra de una joven, fueron absueltos por un juez por falta de pruebas, recuperando su libertad de inmediato, el pasado 18 de diciembre, según informó la parte defensora.

Isael Madrigal Ayala y Julián Alberto Ávila Hernández, policías de Tepatitlán, el pasado 18 de mayo por la noche sorprendieron a un par de jóvenes cometiendo faltas a la moral, en la parte deshabitada de un fraccionamiento de la periferia de la ciudad, por lo que, de acuerdo con la versión de la misma pareja, para no llevarlos detenidos, les quitaron sus celulares y a la fémina le habrían pedido sostener relaciones sexuales con los oficiales.

Al final los uniformados habrían dejado ir a la pareja sin que se consumara el acto sexual, pero los jóvenes habrían acudido después a la comandancia a relatar lo sucedido, en donde les sugirieron que interpusieran una denuncia ante la Fiscalía Central, al mismo tiempo que la Comisaría de Seguridad Pública de Tepatitlán daba de baja a los elementos involucrados.

La presunta víctima acusó que uno de los oficiales había abusado sexualmente de ella tocando sus partes íntimas, por lo que la Fiscalía abrió una averiguación previa y detuvo a los elementos acusados de violación equiparada en contra de la mujer y los oficiales fueron trasladados al Centro Integral de Justicia Regional (CEINJURE) Altos Sur, con sede en Tepatitlán.

De acuerdo con la parte defensora de los policías, para sustentar la acusación, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, a petición de la Fiscalía, practicó un examen ginecológico a la mujer, el cual no demostró abuso ni actividad sexual al momento en que habría ocurrido la supuesta agresión.

Además, de acuerdo con el mismo abogado defensor, la parte acusadora fue citada en varias ocasiones por el juez de lo penal que llevaba el caso, para ratificar su declaración y sostener un careo con sus agresores, pero la joven nunca se presentó.

Por lo anterior, el juzgado determinó el pasado 18 de diciembre absolver a los elementos inculpados y ordenar su inmediata libertad, aunque la Fiscalía Central apeló la decisión del juez, sin embargo no impidió que los policías recobraran su libertad.

En cuanto a la situación laboral que tenían con la Comisaría los ahora exonerados, uno de ellos, que sólo era policía con contrato temporal, recibió su finiquito conforme a la ley y el otro, como era elemento de base al momento de ser encarcelado, el área jurídica del ayuntamiento alega que no revisará su situación contractual hasta que no se resuelva la apelación promovida por la Fiscalía.