Liberan con reservas de ley a policías acusados de violación

A pesar de que no existe una ratificación por parte de la víctima, las investigaciones de la Procuraduría de Justicia seguirán, por ser un delito que se sigue de oficio.

Monterrey

Al no ratificar la afectada su denuncia ante el Ministerio Público, los dos policías de  Monterrey señalados por la presunta violación de una mesera fueron puestos de libertad con las reservas de ley.

Una fuente confirmó que los efectivos Victoriano Morales Carmona, de 24 años; y Manuel Domingo Puente Puente, de 25, enfrentan una denuncia por el delito de equiparable a violación, considerado grave dentro del Código Penal, por lo que se persigue de oficio.

Esto significa que a pesar de que no existir una ratificación por parte de la víctima, la Procuraduría de Justicia mantendrá las investigaciones del caso.

Ayer se confirmó que fueron los propios mandos policiacos del municipio de Monterrey quienes detuvieron a los efectivos, que viajaban en la patrulla 81824 cuando interceptaron en el cruce de Félix U. Gómez y Conchello a la mesera, que presentaba aliento alcohólico.

De ahí se trasladaron a un domicilio abandonado en la colonia Asarco, donde abusaron sexualmente de la mujer.

Morales Carmona es originario de San Marcos, Guerrero, e ingresó a la Policía de Monterrey el 1 de diciembre de 2012, es decir, ya en la actual administración.

En tanto, Domingo Puente tiene fecha de ingreso del 22 de julio de 2013, y es originario de Monterrey.

De ser encontrados responsables por el delito de equiparable a violación, los elementos enfrentarían de seis a 12 años de prisión, y por tratarse de uniformados, la pena se agravaría de dos a cuatro años más.

La administración regiomontana no dio a conocer si ambos ya fueron separados de la corporación.