Liberan a evangélicos en Oaxaca

Autoridades estatales intervinieron para señalar que se incurría en un delito retenerlos, luego que el alcalde de San Juan Ozolotepec los acusara de “violentar las tradiciones, usos y costumbres” ...
Los evangélicos que lograron escapar
Los evangélicos que lograron huir de la detenciones del gobierno municipal (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Una misión de funcionarios del gobierno de Oaxaca, junto con policías estatales y un agente del Ministerio Público, lograron la libertad  de unos cuatro evangélicos que se encontraban privados de su libertad en la cárcel municipal del poblado indígena de San Juan Ozolotepec.

El subsecretario de Desarrollo Político en la Secretaría General de Gobierno, José Silva, informó que la libertad de los implicados se logró cuando se hizo notar a la autoridad municipal de dicha localidad del delito en que  incurría  al mantener retenidos a los religiosos.

Abundo que tras lograrse su excarcelación convenida, los liberados fueron puestos a tutela de personal de la Procuraduría General de Justicia Estatal (PGJ), que certificó su estado físico y anémico tras el encierro.

Los detenidos entre ellos  Leopoldo Alonso, Manuel Martínez Silva, Miguel Silva Reyes y placido Aragón, habrían sido golpeados, torturados luego de ser  detenidos por orden del presidente municipal de San Juan Ozolotepec Pedro Cruz, quien lo señalaba  de violentar las tradiciones y los usos y costumbres de la comarca.

Según el alegato del munícipe los retenidos no cumplían con las festividades populares y patronales al profesar una religión distinta a la católica.

Abundó que la intolerancia religiosa del edil, género incluso, que ordenara derribar el templo evangélico que se estaba construyendo en la zona  y se expulsara a todos los seguidores de la congregación religiosa.

Sin embargo, familiares de las víctimas, anunciaron que integraron una denuncia penal contra la señalada autoridad municipal por privación ilegal de libertad, secuestro e intento de homicidio, además de despojo y lesiones.

Sin descartar la queja que habrán de presentar ante la Secretaría de Gobernación (SEGOB) por la intolerancia religiosa.

En tanto, el secretario general de Gobierno, Alfonso Gómez Sandoval, afirmó que no quedará impune el exceso cometido por la autoridad municipal de San Juan Ozolotepec, luego de la retención de cuatro integrantes de una organización evangélica por un conflicto de intolerancia religiosa.

Dijo que no se puede permitir en Oaxaca que ninguna autoridad municipal violente un derecho fundamental de los ciudadanos como es la libertad de creencia.

“Tenemos que hacer una reflexión muy profunda para que el dialogo democrático, se privilegie en toda relación que mantenga una autoridad municipal constitucional para respetar la libertad de creencia de cada individuo”.